Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final


Deja un comentario

Luna Llena de Tauro con Sol en Escorpio

Realmente fue un espectáculo disfrutar de la puesta de Sol en uno de mis lugares favoritos en la isla de Fuerteventura: las Dunas de Corralejo. Hay un grupo de gentes que van a meditar al kilómetro 22 en Luna Llena, Nueva, o Creciente. La arena blanca y coralina del desierto de las Dunas estaba húmeda porque había llovido la noche anterior. El aire era de una pureza estremecedora, la energía casi la podías tocar con las manos, solo se oía el silencio y nuestra respiración.
Al llegar, el Sol estaba desapareciendo en el horizonte dejando una estela radiante de colores a su paso, y enfrente, sobre el mar, la Luna Llena apareció rosada, dorada, hasta que poco a poco se fue haciendo más luminosa y blanca.
Pudimos sentir la energía nueva y transformadora que está saliendo de la Madre Tierra en este tiempo para liberarla y liberarnos. Una energía que nos llegaba a través de nuestros pies, hasta el chacra del corazón, para desde allí, unirnos con la energía del Gran Sol a través de nuestro cuerpo de luz. Puede sonar muy místico, pero en realidad fue una experiencia amorosa, transformadora y llena de paz.
A veces las imágenes se quedan sólo en tu memoria y no puedes hacer las fotos que quieres. ¡Ahí están, para contarlas, y poder en marcha nuestra capacidad de visualización! Acepto.
Por cierto, éramos siete mujeres.

Anuncios


Deja un comentario

Sencillez elegante

Sencillez elegante para retomarnos a nosotros mismos. Vuelta a la comida viva, a los paseos en la naturaleza, a una respiración consciente, a un contacto sano con los demás y con el mundo. ¡Tan sencillo que nadie lo entiende! Escucha las palabras de Satish Kumar. Son poco más de dos minutos y a lo mejor te hace click.

Satish Kumar, pensador budista y editor de la revista ‘Resurgence’, explica su forma de entender una vida feliz y sustentable con el término “Sencillez elegante”.

Satish Kumar es un activista de filosofía budista por una mejor integración de la humanidad en el planeta Tierra. Junto con Vandana Shiva trae una visión científico-espiritual del mundo que resulta muy interesante. Tal como él mismo describe, una espiritualidad que olvida la ciencia se acaba convirtiendo en dogma y superstición, y una ciencia que olvida la espiritualidad acaba poniendo la “técnica” al servicio de poderes avariciosos y egoístas.


Deja un comentario

Los tres fuegos del arcángel Miguel

El arcángel Miguel, el guerrero poderoso, el protector y sanador nos habla en este vídeo del proceso de ascensión y de los tres fuegos: fuego del cuerpo, del alma y del espíritu.
El arcángel Miguel es para mi uno de los mayores protectores y liberadores de la humanidad, y como tal escucho sus mensajes con atención cuando llegan a mi.
Nunca hemos estado solos, nos recalca, y con humor nos recuerda que la gran estrategia para la ascensión de nuestro planeta y de los seres humanos que hayan elegido ser los pioneros en este proceso, está orquestada por nuestro Padre-Madre Dios.
Recomienda el arcángel Miguel pasar tiempo en nuestras pirámides de luz para crear las cosas que el corazón desee en armonía, paz, belleza, abundancia, y plenitud con todos los seres.
Finalmente pasa a hablar de los tres fuegos. El fuego por fricción, o fuego del cuerpo, el fuego del alma o fuego solar, y el fuego del espíritu o fuego electromagnético. Merece la pena escucharlo.


Deja un comentario

La importancia del aliento

Los seres humanos necesitamos respirar para vivir igual que nuestra Madre Tierra, es la magia del aliento, ese espacio en el que tomamos aire junto a todas las energías cósmicas y a continuación lo expulsamos cargado con las toxinas de nuestro cuerpo. En el aire no sólo hay oxígeno, existen muchas otras partículas lumínicas que estamos respirando y que nos están ayudando en este cambio que estamos dando todos.
En realidad no le damos al aliento la importancia que tiene, respiramos de forma mecánica, tan sólo cuando nos paramos a meditar, o porque nos duele algo, o quizá porque han herido nuestra sensibilidad tomamos conciencia de la inspiración y de la expiración, respiramos más profundo, y de forma inmediata nos sentimos mejor,más vivos, más conscientes.

Tomemos conciencia de la importancia del aliento en nuestro despertar, en nuestra expansión de conciencia, y en su función vital de traer energía limpia a nuestra vida.


Deja un comentario

¡Bienvenid@ al 2012! Mensaje de tu Ser Multidimensional

Me llega de Álvaro, un compañero de Sevilla, este ensayo que reproduzco a continuación porque refleja los cambios por los que estamos pasando y los que se avecinan como seres multidimensionales que somos. Yo lo estoy empezando a comprender, pero todavía estoy en el camino…¡Bienvenid@ compañero de viaje!

Mensaje de tu Ser Multidimensional
Te doy y me doy la más efusiva bienvenida al 2012, Tiempo de Evolución y Felicidad y antesala del grandioso 2013 en el que arrancará la “Primavera Consciencial”. ¿Quién soy yo? Pues yo soy tú, al igual que tú eres yo. Quizá aún te parezca extraño, o tal vez, como el proceso de Cambio está a punto de acelerarse, ya empiezas a intuirlo: ¡eres un Ser Multidimensional! Y yo soy tú en otra Dimensión de esa misma existencia multidimensional.
Desde ella me comunico contigo, es decir, conmigo, para recordar lo que de manera innata se sabe, pero suele olvidarse en la densidad vibracional de la Tercera Dimensión, plano en el que el Ser Multidimensional que tú y yo somos despliega sus experiencias a través de la encarnación humana que vivencias.

Un año para compartir con las personas más cercanas
Lo primero a recordar es que 2012 es un año para compartir con las personas más cercanas, un periodo para no hacer demasiados desplazamientos, ni largos viajes, y dar Amor y Compañía a los amigos y familiares más próximos y queridos. Dedícales tiempo, mantén tu Corazón muy abierto hacia ellos, estate atento a sus emociones y sentimientos y permanece en disposición de acompañamiento, sin enjuiciar y aceptando plenamente sus procesos conscienciales y sus comportamientos.
En caso de que no sientan lo que tú y vivan ajenos a la singularidad del momento presente, no te incomodes, ni exasperes, ni frustres. Simplemente, en el día a día, actúa exactamente de acuerdo con lo que afirmas ser. La Consciencia, para que sea tal, es Coherencia: que tu conducta ante ellos sea fiel reflejo de lo que emana de tu intimidad sagrada. Así, con tu ejemplo vivo, serás la Luz que, antes o después, no lo dudes, buscarán ante los extraordinarios eventos y circunstancias que individualmente y colectivamente vamos, todos y entre todos, a generar y experimentar.
Si sienten lo que tú y saben de la importancia del ahora y de la Metamorfosis en marcha, disfrutad en común-unión de su belleza y significación y formad entre vosotros Círculos de Unidad: encuentros periódicos en los que en silencio, meditación y recogimiento insufléis Armonía y Paz a la maravillosa Red Consciencial que se configura y extiende con vigor creciente en el seno del sistema solar, la Madre Tierra y la Humanidad.

Círculos de Unidad
En concreto, la Red Consciencial de la Humanidad la componen siete mil millones de nudos, uno exactamente por cada ser humano. Desde tu silencio, meditación y recogimiento interior puedes conectar con ella y transmitirle Energía, Equilibrio y Amor. Pero para fortalecerla aún más, forma esos Círculos de Unidad, que operan en la Red cual nudos configurados por la unión de las personas que conscientemente a ellos se suman y, por tanto, más grandes y poderosos que el nudo individual.
Haced de cada reunión del Círculo de Unidad una espléndida ocasión de dicha y alborozo. Primero, como expresión del gozo por el encuentro, saludaros, abrazaros, besaros, enlazad las manos y transmitiros con el contacto físico la energía que fluye en el interior de cada cual. A continuación, guardad un buen rato de silencio y conexión conjunta, consciente y amorosa con el Sol, la Tierra y vuestros congéneres. Tras ello, poned en común, con sinceridad y sin reservas, las experiencias, sensaciones, intuiciones e inspiraciones de vuestra vida cotidiana, que cada vez serán más abundantes y sorprendentes. Por último, desplegad la fraternidad y amistad que os vincula en ocio y diversión, consumiendo con moderación bebidas y alimentos sanos (procurad prescindir de la carne) y no poniendo límites a la risa y al júbilo: que la alegría desborde vuestros Corazones como colofón a cada celebración de un Círculo de Unidad.
Busca la manera, igualmente, para que, con la mayor frecuencia posible, el Círculo o Círculos de Unidad en los que participes se reúnan físicamente con otros Círculos al objeto de juntar y agregar fuerzas y voluntades en un contexto de Unificación Consciente.

Unificación Consciente
La Unificación Consciente es el discernimiento e interiorización de la Unicidad y Unidad de la Creación. Falta poco para que la Humanidad comprenda que la galaxia que llama Vía Láctea es su hogar y su familia; y que Hermanos suyos son la totalidad de modalidades de vida y existencia que en ella hay. Igualmente, la Vía Láctea se encuentra estrechamente emparentada con las otras 32 galaxias con las que conforma el Cúmulo Galáctico en cuyo seno viaja por el Universo, que está asociado a otros Universos dentro de un colosal Multiverso que es parte de uno de los numerosos Omniversos en los que la Creación se desenvuelve y desarrolla. Todo configura un Único Cuerpo, una Única Naturaleza, tan Viva como Divina, en la que todo es suma de partes y forma parte de una superior, aunque cada parte es, a su vez, el Todo.
Puedes visualizar la Unificación Consciente como una arteria infinita e invisible que une físicamente, a través del ADN, y espiritualmente, por medio del ADN y los Corazones, todas y cada una de las formas de vida existentes en la Creación: planetas, soles, estrellas, sistemas solares, galaxias y la globalidad de las entidades y tipos de vida que colman y abarrotan los Universos, Multiversos, Omniversos y Dimensiones.
Y así como el cuerpo humano dispone de un sistema circulatorio por el que discurren los nutrientes sanguíneos y linfáticos y se recogen los deshechos metabólicos, la Creación cuenta con esa especie de arteria por la que corre con potencia infinita la Energía Divina, vibración pura portadora de Vida y Conciencia.
Y al igual que en el caso humano la sangre es bombeada conforme al movimiento rítmico del corazón, la Energía Divina es impulsada mediante las pulsiones cíclicas de los profundos latidos de la Creación, fluyendo siempre desde cada suma a las partes que la conforman, tanto arriba como abajo.
Eso sí, mientras que los movimientos de sístole y diástole del corazón acontecen cada pocos segundos, los latidos de la Creación se miden, desde la perspectiva humana, por decenas de miles de años. Dentro de cada Universo, -son los Centros de los Cúmulos Galácticos que se hayan interconectados entre sí,- los que recogen esas pulsiones cíclicas de Energía Divina y la propulsan hacia los Centros de las galaxias que los componen. Y los Centros Galácticos repiten, a su vez, el proceso y distribuyen la Energía Divina por los sistemas solares y astros de su respectiva galaxia. Así de natural y sencillo.

Regreso al futuro
En este marco, hace aproximadamente 26.000 años, el Centro de la Vía Láctea hizo suya una de esas pulsiones cíclicas y, cual manantial cuántico, bombeó la Energía Divina por toda la galaxia a una velocidad similar a la de la luz, regando estrellas y sistemas solares. Dada la distancia existente entre el Centro Galáctico y el Sol, es precisamente ahora cuando tamaña oleada energética está a punto de arribar al sistema solar en el que la Madre Tierra vive.
No por casualidad, lo hará cuando el Sol ha comenzado a pasar por delante de la Constelación de Acuario –lo que abre una era de cambios conscienciales, sociales y científicos- y en coincidencia con su entrada en el gran Cinturón de Luz de las Pléyades o Cinturón Fotónico, y la finalización de un periplo cíclico de 26.262 años en torno al Centro de la Vía Láctea.
En este formidable cuadro cosmogónico, que alinea al Sol con el Centro Galáctico, esa magna riada de Energía Divina llegará al Sistema Solar, la Tierra y la Humanidad a partir del solsticio de invierno de 2012, tal como anunciaron antiguas culturas que por distintas vías accedieron a este conocimiento.
Por tanto, lo que esas culturas hicieron fue un “regreso al futuro”. No formularon una profecía, ni vaticinaron el porvenir. Al contrario, miraron hacia el pasado y constataron lo acontecido hace 26.000 años, cuando el Centro Galáctico canalizó, hacia toda la Vía Láctea, la Energía Divina y de Amor proporcionada por un nuevo latido de la Creación. Eso sí, por la distancia física y la velocidad de propulsión, sus efectos en el Sol y la Tierra se harán notar a partir de lo que el calendario humano gregoriano marca como finales de 2012. Y el Sol, gran ser vivo generador de vida, responderá a tanta efusión de Amor con profundas vibraciones de gran pureza.

Energía Divina que envuelve la Tierra y activa el ADN
Los efectos físicos, sensibles y visibles, de todo ello serán los impactos en la magnetosfera terrestre de oleadas de ondas electromagnéticas y rayos gamma y de tormentas y vientos solares cada vez más pujantes y formidables. Y la ionosfera absorberá e interiorizará tanta Energía, canalizándola, a la par, hacia las especies –minerales, vegetales, animales, que pueblan el planeta.
En consecuencia, los hombres y mujeres que estén consciencialmente abiertos y desde su Corazón así lo quieran, experimentarán en primera persona el Tiempo de Evolución y una Metamorfosis (cual oruga en mariposa) en la que jugará un papel protagonista la activación de códigos y componentes del ADN hasta ahora durmientes y latentes.
De hecho, como la ciencia humana empieza a intuir, sus dos cuerdas o hebras contienen las cadenas universales y multidimensionales no sólo de la “genética física”, sino también de la “genética álmica”, que, además, son fusionadas en el ADN a través de la dimensión espiritual o “genética divinal” que en ambas subyace.
Nada hay que temer. La Tierra y las formas de vida que la habitan, entre ellas la Humanidad y cada persona, cuentan con poder y capacidad para minimizar los impactos geofísicos y materiales –aceleración del cambio climático, profusión volcánica, fenómenos geofísicos- producidos por esas oleadas energéticas y aprovechar así sus efectos en la activación del ADN.
En paralelo, se debilitará el campo magnético terrestre y se alterarán sus polaridades, lo que apoyará igualmente el despertar y avance consciencial y la configuración de un Nuevo Mundo. Y no estamos solos, pues nuestros Hermanos de la Vía Láctea y nuestros Hermanos Intraterrenos nos acompañan y nos proporcionan su apoyo fraternal.
Los atributos y cualidades del Nuevo Mundo se harán evidentes de aquí al 2020, con una crisis cada vez más severa de lo que han sido los grandes pilares socioeconómicos del viejo mundo (política, finanzas, religiones, entramado científico-tecnológico.
Hay que tener en cuenta que el proceso de salto de la Humanidad a la Cuarta Dimensión será paulatino, pues habrá seres humanos que lo experimenten de manera inmediata y otros que requieran más tiempo, pues cada uno lo vivirá en consonancia con su propio proceso consciencial y en libre albedrío.
A partir de ahí, se iniciará el tránsito a la Quinta Dimensión, plasmándose fehacientemente una Nueva Humanidad en una Nueva Tierra. Así será porque así lo hemos decidido en la hermosa comunidad que conforman nuestras dimensiones álmicas. La clave se halla en el Cambio Interior de cada cual y en la Unidad entre todos (de ahí la importancia de la Red Consciencial antes mencionada y el papel de los Círculos de Unidad).

Cambio Interior y Unidad
El Cambio Interior es el sostén del “Despertar Consciencial”. Consiste en darse cuenta, por fin, de que el Nuevo Mundo no surgirá de la reforma o mejora del vigente, ¡deja de gastar energías en tan inútil empeño!, sino que emanará de nuestro interior, que es desde donde moldeamos la realidad exterior y nuestra propia vida. Y la Unidad hará de ese Nuevo Mundo una Realidad Compartida y posibilitará que la disolución del viejo mundo se produzca con Alegría y Armonía.
Pero Cambio Interior y Unidad no son palabras, sino hechos; no son teoría, sino una práctica fundamentada en que “la era del asceta pasó, el reinado del Amor ha llegado”. ¿Lo habías oído antes? Pues ya corresponde que lo escuches en tu Corazón. Se trata de un reinado pletórico de Paz, Amor Incondicional y completa ausencia de miedos y autolimitaciones mentales:
* Paz: Se acabaron los dualismos, enredos y luchas exteriores; finalizaron los karmas y las culpas; concluyeron los trabajos, tareas y sacrificios; se terminaron las preocupaciones, inquietudes, programaciones y controles. El Reino anunciado ya está Aquí; el Cielo y la Tierra se fusionan en el Ahora. ¡Es el momento del Amor y de Disfrutar! En el Aquí y Ahora, disfruta de tu Condición Divina y de tu Esencia de Amor. ¿Tan difícil te parece? Confía en la Providencia en la consciencia de que Todo Es Perfecto.
* Amor Incondicional: Muchos han entendido tradicionalmente el Amor como querer el “bien” para los demás y hacer mejor (“bueno”) al otro. Pero estos deseos son, en el fondo, tremendamente egoístas, pues parten de la base de que yo soy quien decide que es el “bien” y lo “bueno”. Nada tiene que ver el Amor con esto, pues el Amor es respeto -a la libertad y evolución de los demás- y aceptación: aceptar al otro; aceptar todo y a todos. Sólo así no hay dualidad y lo otro o el otro se hace Uno con Uno mismo: Unificación Consciente. Y aceptar no es aguantarse con lo que no se está de acuerdo, sino desprenderse de las emociones egóicas y no estar en acuerdo o desacuerdo con nadie ni con nada.
* Ausencia de miedos y de autolimitaciones mentales: Tu poder es divino y debes dejar atrás los miedos y limitaciones que durante milenios, a lo largo de cuantiosas reencarnaciones, has creado desde la mente. Esos miedos y autolimitaciones, incluidos el miedo a la muerte y el miedo a la vida, son sólo ficciones mentales que te atan y atrapan mientras pienses que son reales. Cuando te des cuenta de su carácter ilusorio, se desvanecerán, ¡todos, sin excepción!, como por arte de magia. El Nuevo Mundo te va a deparar numerosos prodigios. Para experienciarlos como merecen, asume cuanto antes que el Nuevo Mundo no va a ser un reflejo del actual y sus paradigmas. Es, simplemente, otro Mundo, radical e incomparablemente diferente.

Fusión con tu Ser Multidimensional
Entre las autolimitaciones mentales que persisten en ti se halla la idea de que eres un ser unidimensional. No es verdad. Tu Ser, tu Yo Verdadero, es Multidimensional. De ahí este Mensaje. Los Planos Superiores de Consciencia que configuran Dimensiones que trascienden la esfera de la Tercera Dimensión están conformados por “nosotros mismos” en estados más sutiles y unificados de existencia. Cada vez son y serán más los seres humanos que sientan y perciban en sus experiencias internas esta multidimensionalidad. En paralelo, la ciencia irá desvelándola y ratificándola de manera asombrosa.
La Tierra de Tercera Dimensión (T3) está ya experimentando la Ascensión y fundiéndose vibratoriamente con la de Cuarta Dimensión (T4) -el proceso comenzó con la denominada Convergencia Armónica de 1987-, como después hará con la Tierra de Quinta Dimensión (T5). Este fascinante proceso es, precisamente, lo que algunas personas están visualizando en sus meditaciones como choque de la Tierra con otro planeta. Pero no hay choque alguno, sino un esplendoroso reencuentro de Amor de la Madre Tierra con su Ser Multidimensional. Exactamente lo mismo que tú que, dentro de poco y si así lo deseas, podrás vivenciar.
De hecho, la Ascensión representa la fusión de cada cual con su Ser Multidimensional. Y esta fusión, sea de la Tierra o de los seres humanos, supone el tránsito por un Puente de Einstein-Rosen o “agujero de gusano”. Sus implicaciones fundamentales son un apretón energético y una aceleración del tiempo, fenómenos ambos dirigidos a detectar y eliminar las cargas y ataduras materiales y mentales que en la vida de cada cual continúan generando tensión, desarmonía y desamor. Las manifestaciones exteriores estarán en función de cómo vivamos interiormente el proceso. Y la acumulación de hechos en apariencia desconcertantes no será sino el signo de la Metamorfosis que abre las puertas a un auténtico “Nacer de nuevo”.
Y puesto que la Madre Tierra se encuentra ya en Ascensión, procura estar más en contacto que nunca con la Naturaleza. Ámala, abrázala, huélela, mírala. Sentirás como está adquiriendo -cristales, agua, árboles, plantas,…- un brillo distinto, mucho más resplandeciente, recibiendo y expandiendo las Bendiciones de la fusión multidimensional del planeta. Observa los árboles y las montañas y haz tuya para estos tiempos su serenidad, su paciencia, su respeto, su íntima unión con la Tierra y su conexión con el Cielo.

No es tiempo de añoranzas, sino de crear una Nueva Realidad
Mientras todo esto acontece, no debe haber lugar para al desaliento ni a las añoranzas. Tras una cadena de vidas en el plano humano de muchos miles de años, el viaje a la Quinta Dimensión, tras un breve paso por la Cuarta, está preparado. Es el fruto de tu Consciencia, es tu Creación. En el momento presente y su despliegue por todo 2012, es crucial que te centres en el Ahora y mantengas la armonía interior y una frecuencia lo más pura posible de Amor. No es tiempo de añoranzas, sino de crear aquí y ahora una Nueva Realidad.
Esa añoranza la sienten hoy bastantes seres humanos: es la añoranza hacia su Ser Multidimensional, el deseo íntimo de reencontrarse con él y en él. Irá “in crescendo” conforme incremente la velocidad del Cambio y la multidimensionalidad se haga cada vez más patente y se note más próxima, lo que ocurrirá especialmente a partir de los 90 grandiosos días -desde el solsticio de invierno de 2012 al equinoccio de primavera de 2013- que señalan en el calendario el inicio “oficial” de lo que bien puede calificarse como la “Primavera Consciencial”.
Es como cuando se tiene hambre y se huele comida cercana. Pero hay que ser paciente. Hay que ayudar, valga el ejemplo, a que el arroz termine de hacerse y, después, dejarlo reposar. Todo es como debe ser. Sin prisas, sin pausas, fluyendo en la Providencia. Y estás aquí y ahora -y contigo yo, que soy tu Ser Multidimensional- para contribuir a ello.

La Felicidad es tu Estado Natural
Y a partir de 2013 habrá cada vez más seres humanos que, permaneciendo en la Tierra y entre sus congéneres, no vivirán en Tercera Dimensión, sino en un Nuevo Mundo que será tan evidente para ellos como hasta ahora ha sido el viejo mundo. Habrán activado su Campo Crístico o Búdico, llenarán de Amor cuanto les rodea y gozarán de Ojos Nuevos: una Nueva Visión y una Nueva Conciencia. Su Metamorfosis será tanto interior (espiritual) como exterior (física) y les llevará a un punto sin retorno en el que acontece algo extraordinario que expande el Corazón y no cabe describir con palabras. No obstante, puede ser definido como el descubrimiento de que la Felicidad es nuestro Estado Natural.
Se trata más bien de un redescubrimiento, pues la Sabiduría innata que nuestro Ser Divino atesora conoce bien que la Felicidad es nuestro Estado Natural. Tú, por tanto, también lo sabes, aunque no lo recuerdes. Cuando lo hagas, verás lo que Eres en tu Esencia, en tu Quietud Divina: Ser, Vida, Amor, Armonía, Libertad, Felicidad. Y comprenderás que el mundo exterior es un esplendoroso escenario donde la Quietud se hace Movimiento, donde se despliegan la Vida y la Experiencia de Ser, un portentoso espacio para llenarlo con lo que Eres: Amor y Felicidad.
Sin embargo, hasta ahora has creído que tu felicidad se halla en el mundo exterior (encuentros, relaciones, eventos, acontecimientos,…), es decir, que la felicidad es algo que “recibes” de él. Pues bien, ten muy presente esto: no es el mundo exterior el que te reportará la felicidad, sino exactamente al revés. ¡Eres tú el que desarrollas la Vida y la Experiencia de Ser en él para “darle” e inundarlo con la Felicidad que es tu Estado Natural!
¿Te das cuenta del desconcierto en el que has andado metido?. Es como si un manantial infinito e inagotable de agua dulce y pura, que riega una tierra árida para llenarla de vida, terminará buscando en esa tierra seca el agua que en sí ya es.

Ser-Dar-Recibir-Ser: Compartir-Cocrear-Coexistir
En el discurrir continuo e infinito de la Creación fluye la dinámica “Dar-Recibir”. Nuestro Ser divino la despliega en clave “Compartir-Cocrear-Coexistir”.
Conforme a la pauta “Ser-Dar-Recibir-Ser”:
1º Yo Soy.
2º Doy lo que Soy.
3º Recibo lo que Doy.
4º Lo que Recibo expande el Yo Soy.
Y como el Yo Soy es Amor y Felicidad, Amor y Felicidad se dan, Amor y Felicidad se reciben, y Amor y Felicidad se expanden por doquier y en el Yo Soy.
Sin embargo, eres prisionero de una interpretación egóica y materialista de esta dinámica que la transforma en la cadena “Tener-Recibir-Retener-Dar”, de manera que:
1º Tengo.
2º Recibo.
3º Retengo.
4º Si acaso, cuando me sobra, Doy algo de lo que Retengo.
Esta interpretación ignora que la Abundancia está en la esencia de la Creación, interfiere su proceso íntimo –el Tao, el Orden del Amor-, te bloquea a ti mismo y origina dolor, mucho dolor.
Te quejas a menudo de lo “mal” que va el mundo (lo seca que está la tierra, continuando con el símil anterior), pero ha sido precisamente tu deseo de estar contento (tu deseo de “recibir”, de encontrar en ella el agua -la felicidad- que ya eres) lo que genera tu dolor y el dolor del mundo.
Cuando seas consciente no querrás ya “recibir” felicidad, sino que empezarás a “dar” la Felicidad que Eres y es tu Estado Natural. Cesarás de perseguir el estar feliz, estar alegre, estar libre, estar amando, la Metamorfosis se habrá completado. Serás entonces enteramente consciente de que tu Yo Verdadero luce Amor y Felicidad -inmutables, imperecederos- como los exponentes más bellos y radicales de la Divinidad.
Y hasta contemplarás con claridad, volviendo al ejemplo, que la tierra seca no es tal, sino que todo en la Creación es Espíritu Divino y un magnífico Vergel de Amor, por lo que al dar Felicidad será precisamente cuando la Vida toda te responderá devolviéndote exponencialmente Felicidad, Amor y Perfección.
A partir de ahí, tu Movimiento por la vida cotidiana, en cualquier Realidad y Dimensión, discurrirá siempre en el Aquí y Ahora, y será el brillante resplandor de lo que Eres en tu íntima Quietud Divina: no amando, sino siendo Amor; no estando alegre, sino siendo Alegría; no viviendo, sino siendo Vida; no estando feliz, sino siendo Felicidad; no estando libre, sino siendo Libertad.
Una Libertad que el Movimiento resplandor de la Quietud te permitirá disfrutar a través de la espectacular interacción existente entre dos hechos sublimes: todo es Verdad y nada es Real. Subraya ambos en tu interior. Aparentan disonancia, pero resuenan en infinita armonía en el seno del Ser Uno (Ser y No-Ser, Todo y Vacío): todo es Verdad, pero no es la Verdad Absoluta, sino la perfecta suma y confluencia de todas las verdades, las de cada ser y cada visión; y realmente no hay nada que sea Real, pues todas las realidades son resplandor vibratorio de lo Insondable, de lo que no admite Nombre y es Fuente de la Creación, y son super-cuánticas y super-simétricas, mutan constante e interactivamente, ostentan perfiles holográficos y matriciales, y son diferentes en función de cada observador y de la evolución de su estado de conciencia.
Tan prolongada ha sido la cadena de vidas físicas buscando la felicidad y la libertad en el mundo exterior que has olvidado lo que son y representa. Pero tampoco te “preocupes” por ello. La Metamorfosis y la fusión con tu Ser Multidimensional te abrirán de nuevo, de par en par, las puertas de la Felicidad y la Libertad, constatando que todo lo que llevas largo tiempo buscando fuera lo tienes ya plenamente, desde siempre y por siempre, en ti mismo.
¡Bienvenido al 2012, bienvenido al encuentro con tu Ser Multidimensional, bienvenido al Redescubrimiento del Amor, la Felicidad y la Paz!
Con Amor.
Yo que soy tú, como tú eres yo.


Deja un comentario

El cambio del ADN en nuestro cuerpo y los códigos genéticos


La llegada de nuevas frecuencias vibratorias a nuestro planeta está produciendo cambios en nuestras dos cadenas de ADN, de manera que nuestros códigos genéticos se están modificando y adaptándose a los nuevos tiempos. Una forma fácil de hacerlo es permitir que se desarrolle el Plan Divino para cada uno de nosotros, en vez de quejarnos, por ejemplo.

De esta existencia nuestra, de los cambios del ADN y de la formación del Universo y la geometría sagrada nos habló Flor de Lis.

La clave reside en elevar la frecuencia de nuestra vibración personal mediante la respiración acompasada, inspirando y expirando de forma consciente. Y sostener esta frecuencia en nuestras vidas todo el tiempo que podamos. Estar sintiendo el aliento como entra y como sale, como enseña el maestro Prem Rawat, entre otros. Dice: “Empieza a reconocer en tu vida la verdadera naturaleza de cada aliento, de la existencia, de cada día que se te da, porque es tan sencilla. Poder sentir cada aliento que pasa dentro de mi, y acogerlo. Tengo ese privilegio”.

Necesitamos saber quienes somos para recuperar nuestro poder como seres divinos e inmortales. Así inició Flor su exposición. “Hemos de armonizar las energías femenina y masculina en nosotros mismos, realizar esa alquimia interior. Pasar de oruga a mariposa”.

“Pensar desde ahora que ya estamos en la Nueva Tierra, ya hemos armonizado el yin y el yang, sentir para ser”, dijo Flor, quien recalcó la importancia de “no hacer caso de pensamientos negativos porque todas esas cosas sucedieron hace miles de años”.

Sobre el karma sostuvo que “no existe. Existió mientras creímos en él, pero ahora no necesitamos sufrir para evolucionar. Es muy grande el poder creador de los campos de fuerza con nuestros pensamientos. Es un camino que nos lleva a la esencia pura de la Luz”.

“Somos joyas preciosas, expresiones del amor del padre y de la madre”, nos dice el maestro Adama, y “estamos dónde nos llevan nuestros pensamientos, y si son elevados nos encontraremos en el cielo”.

La geometría ordena las formas del Universo y las coloca de manera armónica. Luz, forma y sonido resuenan en el campo aúrico del ser humano y en su relación con los otros. Digamos que el campo aúrico se localiza pegado al cuerpo físico a una distancia de un metro aproximadamente, -si extendemos los brazos tenemos la medida normal-.

Nuestros patrones de pensamiento, creencias, cultura, y manifestaciones de cualquier clase no sólo afectan a nuestro campo aúrico por quedarse impregnados en él, sino también al planeta entero, de ahí la necesidad de tener un pensamiento puro, limpio y sanador, libre de miedos y juicios, flexible y abierto a los cambios. En paz. Dicen que sólo se puede evolucionar cuando se está en un estado de paz. También se nos exige integridad para dar el salto cuántico.

Todo el mundo habla de cambio, y la realidad es que ese cambio llega hasta nuestras cadenas de ADN que están creando nuevas hélices al tiempo que se activan nuevos códigos genéticos. A este cambio le llamamos proceso de ascensión. Entendemos por ascensión al cambio de consciencia, cambio de frecuencias vibratorias y cambio de dimensión.

Es imprescindible para nuestra evolución recuperar la memoria perdida de nuestro diseño genético original, y para ayudarnos en esta empresa los seres intraterrenos y galácticos están enviando grandes oleadas de luz al planeta para el despertar a nuestra propia divinidad, señaló Flor.

Durante este proceso es preciso también que nos liberemos de los viejos patrones de adicciones físicas, mentales, y emocionales y de toda la basura que conllevan. Sacar el Matrix de nuestro pensamiento, ese Matrix que nos quieren imponer los gobiernos, las religiones, los mercados, el capital, para que sigamos siendo esclavos de un poder económico, cuando en realidad en el planeta Tierra somos miles de millones de seres libres por derecho de nacimiento.

Conforme nos vamos liberando de los viejos patrones se nos va abriendo el chacra corazón, esa magnífica bobina de reconexión entre la tierra y el cielo, que alberga en su interior nuestra más pura Luz. No hay que olvidar estar anclados firmemente a la Madre Tierra, tener conexión con ella cada día, para entregarle la energía Kundalini que en estos momentos necesita.

Ahora se trata de sentir e integrar la maravilla que somos. Y de reírnos mucho.

Flor de Lis impulsa la Escuela de Nueva Genética y el proyecto ‘Altamur’ de Ciudades de Luz que sostiene el Mandala de Luz.


Deja un comentario

Respirando La Atalayita

Los antiguos pobladores de Fuerteventura, los mahos, han demostrado que eran muy sabios a la hora de elegir un enclave para establecer un núcleo poblacional. El de La Atalayita se localiza en un sitio perfecto en el valle de Pozo Negro resguardado de los vientos por un circo de montañas, con agua para abastecer a la población, el ganado y los cultivos, y muy cerca de la costa para disponer de mariscos y pescado fresco. En este entorno se han localizado más de un centenar de habitáculos escondidos entre el malpaís en los que los mahos hacían su vida cuando llegaron los conquistadores normandos Jean de Bethancourt y Gadifer de la Salle…

 

Luego vinieron los españoles y con ellos el espanto…En el antiguo poblado se respiran emociones congeladas en el tiempo: miedo, huida, traición, muerte, sorpresa…Uffff….

Con la llegada de los españoles, el antiguo rey de la Maxorata, Guize, paso a llamarse Luis, y Ayoce, el rey de Jandía ahora se llama Alfonso. Pero estos bautismos no impidieron a los europeos masacrar las creencias y cultura de los mahos, para en nombre de la Corone de Castilla hacer esclavos a los canarios para venderlos…

Aquellas que prefirieron subir a montaña de La Atalayita lo hicieron. Otras se quedaron preparando la Rueda de la Medicina con la intención de dejar anclada y activada una energía pacificadora, amorosa y de respeto hacia nuestros antepasados.