Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final


Deja un comentario

Constelación Mundial para 2014

En el Encuentro de Conexión con las Ciudades de Luz, el broche final fue la Constelación Mundial para 2014, una representación del teatro de la vida en donde la energía se mueve por sí sola al margen de los personajes o las circunstancias que la hayan llamado. En esta Constelación Mundial tuvieron representación el Poder Político, las Mujeres, los Hombres, las Religiones, la Familia, la Juventud, el Papa, la Economía, el Creador, la Ciudad de Luz, la Ciudad Intraterrena, la Nueva Tierra, el Amor, la Frecuencia Arco Iris, la Flor de la Vida y el Nuevo Programa.
El primer mensaje fue que “hay que cambiar los puntos de vista”.
Calles de Nueva York
La energía masculina es la que más difícil lo tiene, ya que hasta ahora no ha sido capaz de ceder el liderazgo a las mujeres, a sabiendas de que la época del patriarcado se ha acabado, aunque quieren seguir agarrándose a esta concepción caduca con uñas y dientes. Los hombres se sienten impotentes por su pérdida de poder, el dogmatismo masculino está muy debilitado porque ha dejado de estar anclado en las religiones, y ahora se sienten perdidos y con falta de coraje.
Hombre perdido
Las Religiones son otras perdedoras en el nuevo mundo, que no quiere decir que lo sea la espiritualidad. Se empeñan en ir de la mano con el poder político, con la iglesia, o con los políticos, pero no consigue nada. También se acerca a los hombres pero ellos están protegidos en el seno de la familia, o viviendo una transformación personal.
El Papa de ninguna manera se une con la Religión ni con la Política, sin embargo está cómodo con la Economía después del Cambio de Programa, ya que sabe que la riqueza en el mundo estará mejor repartida.
Papa Francisco
La Política se torna débil, nadie cree en ella, y a pesar de sus esfuerzos por unirse a la Economía y a la energía masculina, no lo consigue. Ante nosotros se abre el reto de construir una nueva sociedad.
La Familia vive un tiempo de hiperprotección de sus miembros para convertirse en un núcleo cerrado y compacto en el que resulta muy difícil entrar o salir: se apoyan unos en otros para nutrirse y potenciar su propia fuerza.
Las Mujeres juegan un papel fundamental en estos cambios, deben de desprenderse de sus estructuras antiguas y aceptar su propia liberación como seres completos y libres.
Familia
El sistema se está hundiendo en sus propios problemas por eso cuando llega el Creador reclamando mayor apertura se siente rechazado por lo que se ve obligado a tomar medidas drásticas para propiciar el cambio: realizar que todos somos Uno.
El reconocimiento entre hombres y mujeres como seres de luz, en línea con las indicaciones del Creador es uno de los pilares de la Nueva Tierra.
Frecuencia Arcoiris
La Frecuencia Arco Iris, y la Flor de la Vida son unas buenas aliadas del Creador, en especial para la apertura masculina, que al ganar confianza hacen que la Nueva Tierra comience a expandirse. Pero antes de que esto suceda es preciso que cambien algunos paradigmas anclados en la vieja energía como le ocurre a la Economía.
Abundancia económica
Sin embargo, la entrada del Amor como energía primaria y creadora es más fuerte que la del propio creador. El Cambio de programa ahora tiene el camino más despejado.
Las Ciudades Intraterrenas están muy pendientes de lo que sucede en el exterior, de los cambios que se están produciendo y de su misión de trasmitir a la humanidad el camino hacia ese nuevo amanecer. A su vez, la Ciudades de Luz, siguen confirmando la necesidad de Amor para que el proceso de ascensión de la humanidad continúe su curso, y a pesar de que ellos no intervendrán desde su papel de espectadores sí actuarán como guardianes.
Flor de la Vida


Deja un comentario

Los peces bailan en la Ceremonia de Agua

Peces nadando
Esta experiencia sucedió a finales de noviembre de 2013 durante el Encuentro de Conexión con las Ciudades de Luz. Las Hermanas Tortuga hemos vivido bastantes Ceremonias de Agua, pero esta última en Pozo Negro realmente fue mágica y muy especial. La conexión con los habitantes de la aguas se hizo visible en este mundo material, a pesar de que las imágenes sacadas con una cámara básica no lograran captar la grandeza del momento.
La Ceremonia comenzó en la playa donde una por una fuimos dando al agua contenida en una jarra toda nuestra energía de amor, paz, alegría, abundancia y buenas vibraciones. Cuando la jarra hubo pasado por todas las manos, la más mayor junto con la más joven se metieron en el mar para hacer la ofrenda.
Ceremonia de agua en Pozo NegroCeremonia de agua en Pozo NegroCeremonia de agua en Pozo NegroCeremonia de agua en Pozo NegroCeremonia de agua en Pozo Negro
Los tambores sonaban en la noche y mientras ellas estaban en el agua vimos cómo los peces saltaban a su alrededor. Eran unos peces plateados que brincaban en el océano como dándoles la bienvenida y mostrando su alegría y agradecimiento. Esta es la primera vez que vemos cómo reciben la ofrenda los habitantes de las aguas.
Ceremonia de agua en Pozo Negro
Las que nos quedamos en la orilla mirábamos fijamente al océano para cerciorarnos de que lo que estábamos viendo era verdad. Por lo general, los peces se asustan y huyen con los ruidos, y allí estábamos nosotras tocando el tambor, y los pescaditos dándonos las gracias.
Ceremonia de agua en Pozo Negro
Fue una experiencia de apertura de corazón y de conexión con el mundo marino muy intensa. Sentimos que algo cambió en nosotras, aunque no supimos lo que era hasta pocos días después. A la mañana siguiente el mar estaba plácido y nos bañamos.
Algunos días más tarde y durante una meditación para saber lo que había ocurrido en esa Ceremonia de Agua, se nos dijo que nuestro ADN había cambiado. Damos las gracias por ello.

Delfines jugando

Delfines jugando


Deja un comentario

Lo que te enseña el volcán

hacia el volcán
camino del volcán
Aquel sábado, 30 de noviembre, después de comer nos dirigimos hacía un cráter en el sur de la isla para realizar la ceremonia de Conexión con las Ciudades de Luz. Era un camino sorprendente con tramos de tierra blanda salpicada de piedras oscuras y multiformes, hasta ir internándonos más y más en un terreno escarpado y volcánico. La subida fue suave, en medio de unas montañas de cambiantes colores ocre. Dos días antes, algunas personas de la Casa Tortuga habíamos colocado una Rueda de la Medicina y se sentía su poder de sanación.
Casi llegando al volcán
Poco a poco nos fuimos aproximando a la boca del cráter. La energía pura y cristalina casi se podía tocar con las manos. Preguntamos al volcán si podíamos entrar y al sentir la respuesta en sentido afirmativo bajamos hasta la primera plataforma natural en forma de media luna. Frente a nosotros la tierra se hundía como chupada por un imán interior.
paisaje de lava
En este espacio, y también dos días antes, habíamos puesto nuestro granito de arena para construir el Portal de Reconexión Atlante Cristalino, que desde entonces estaba creciendo gracias a los devas, a los seres de luz, al amor de la Madre Tierra y a la energía del Padre Sol.
Montañas con el crater al fondo
Estamos hablando de ciudades en otros planos de conciencia, en las que reina la armonía, paz y amor. Están habitadas por seres más evolucionados que nosotros que viven en otra dimensión más elevada, digamos en cuarta o quinta dimensión. En estos lugares de luz tanto intraterrenos como estelares existen viviendas, escuelas, granjas, huertas, lugares de reunión, lugares de sanación, centros sagrados y muchas otras cosas.
Frente al volcán
Para nosotros, seres de tercera dimensión, las distintas dimensiones son estados de conciencia en este universo muldimensional que ahora estamos empezando a conocer, de manera que nuestro ser interno puede viajar a otros planos, de hecho nuestro Yo Superior habita en otras dimensiones superiores.
cráter con plantita
Frente al volcán
Cada uno tuvo su experiencia al conectamos con las Ciudades de Luz, primero con la ciudad intraterrena y después con la estelar. A unos les hablaron de confianza y fe, a otros de más alegría y reconocimiento de lo sagrado, de la necesidad de vivir el momento presente para estar abierto a las nuevas frecuencias que están llegando a la Tierra.

Y a cada uno de nosotros nos regalaron una facultad para trabajar espiritualmente.
Meditación frente al volcán
Meditación en la Nueva Tierra
Después de haber descansado un poco, nos sumergimos en la meditación de la Nueva Tierra, un espacio habitado por seres de luz que nos están ayudando a despertar. La Nueva Tierra es un lugar lleno de flores, plantas, animalitos, donde el bien común es la ley para todos. Acogen a los visitantes con amor y buena disposición para enseñarles un mundo en el que la sanación, la bondad, la creatividad y la paz interior están presentes.
Cada uno tuvo su propia experiencia subjetiva. Con el corazón pleno volvimos al aquí y al ahora con el sonido del tambor, y la sensación de que este viaje no sólo había sido interior, sino que habíamos vivido una experiencia multidimensional.
Meditación frente al volcánMonikeLourdes


2 comentarios

Las enseñanzas de Dagmar

Dagmar y el círculo
En este encuentro de Conexión con las Ciudades de Luz, Dagmar enseñó al grupo una forma muy potente de enviar olas de energía luminosas con la creación de lo que ella llama “Donna del Corazón”. Basada en la enseñanza de Drunvalo Melquisedec y su meditación en el merkaba, – un vehículo para viajar entre dimensiones-, Dagmar descodifica de una manera sencilla la fórmula para entrar en la cámara secreta del corazón, y desde ahí y gracias a un mudra, convocar a la energía de acuerdo con un objetivo enfocado en el bien de la humanidad.
La Donna es la forma femenina del merkaba y tiene forma de toroide. El merkaba existe en cada cuerpo energético.
merkaba
alineación

Así, y colocados en círculo, formamos nuestro tubo de luz para que nos sostenga y estar conectados con la Madre Tierra y el Padre Sol.
Para crear el tubo de luz visualizamos desde el corazón un tubo lleno de energía dorada que pasa por los chacras inferiores hasta conectar con el corazón de la Madre Tierra. De nuevo, desde el corazón visualizamos un tubo de luz blanca que pasa por los chacras superiores hasta conectar con el Padre Sol.

Cuando estamos sostenidos por el tubo de luz, en nuestro corazón creamos una bola de luz que vamos ampliando con sucesivas respiraciones y uniendo los chacras, del plexo solar a la garganta, del hara al tercer ojo, del chacra raíz a la coronilla. “Yo soy Luz. Yo brillo en la Luz”.
A continuación, visualizamos una esfera de luz en el centro del grupo que también tiene su correspondiente tubo de luz. Poco a poco la vamos ampliando con nuestra respiración e intención, y cuando estamos todos dentro de la esfera de luz blanca ha llegado el momento de hacer el mudra de forma individual y todos a la vez.
Mudra de la Donna del Corazón
Con los dedos cruzados por fuera entrelazamos el índice y el pulgar formando un corazón y lo llevamos a nuestro pecho. El ejemplo de cómo hacer el mudra está en las imágenes.

Y después decimos: ¡Donna del corazón, actívate!, y mandamos tres exhalaciones extendiendo los brazos hacia el centro.

Volvemos a decir: Donna del corazón, actívate con 1/3 de la velocidad de la luz! Y volvemos a mandar tres exhalaciones extendiendo los brazos hacia la bola de luz central.

De nuevo repetimos todo el proceso, pero esta vez diciendo: ¡Donna del corazón, actívate con 2/3 de la velocidad de la luz!

Y por último, repetimos todo el proceso y decimos una vez más: ¡Donna del corazón, actívate con 9 décimas de la velocidad de la luz!

La Donna del Corazón está activada.

Con este ejercicio se puede sentir el poder de las olas de energía luminosa generadas por la Donna, muchas veces manifestadas en forma de calor. En este momento podemos dedicar la Donna a un objetivo en concreto.

Hay que tener muy presente que la intención en este tipo de práctica siempre será el bien de la humanidad.

Si se trabaja la Donna de forma continuada, sólo con nombrarla ya se activa. Este es un regalo muy precioso que hay que cuidar con mucho amor.


2 comentarios

La Mirada del Otro

Intercambio de miradas
Sumergirte en la mirada del otro a través de sus pupilas, hundirte en sus profundidades, sentir ese presente eterno en ti a través del Ser que tienes enfrente, compartir sin palabras que tu eres el otro y el otro es tu, y seguir mirando, aunque venga algún parpadeo, se suelte alguna lágrima indiscreta, sientas tu alma desnuda y no te importe, sigues mirando los ojos que tienes frente a ti.

Esta práctica la realizamos con dos parejas distintas, dos energías diferentes unidas en la corriente de la Unidad.


Deja un comentario

La Magia de la Biomúsica

Biodanza 1
El sábado amaneció radiante y hermoso. Comenzamos el día con una sesión de biomúsica dirigida por Estela. Respirar, estirar, convertirnos en gato y seguir sus movimientos, jugar, respirar, conectar con el cuerpo. De pronto no somos gato sino ratón y la energía cambia. Las palabras sobran cuando se trata de sentirnos a nosotras mismas desde la inocencia.
Biomúsica 1
Biomúsica 2
Biomúsica 3


2 comentarios

Las Sombras de la Caminata Nocturna

Preparadas para iniciar la Caminata
Comenzamos la Caminata Nocturna por un barranco cercano en la playa de Pozo Negro, en plena noche, con la compañía de las estrellas, los guardianes encerrados en las montañas, y el lecho de arena como suelo blando para nuestros pies. Íbamos a encontrarnos con nuestras propias sombras, aunque en realidad no lo sabíamos, ni tampoco dónde íbamos ni cuanto tiempo iba a durar. A ritmo de maraca, a la distancia de un brazo y levantando los pies para no tropezar seguíamos en silencio a la persona que estaba delante de nosotros escuchando los sonidos, oliendo el aire, atentas y entregadas a este ejercicio chamánico.
Preparadas para la Caminata
Así estuvimos un buen rato, un tiempito en el que nuestra mente aprovechó para sembrar pensamientos de dudas, resistencias personales, miedos ancestrales, rechazo al propio experimento, ira, rabia, envidia, al fin y al cabo sombras nada más.

¿Y cómo debemos de tratar a nuestras sombras para trascenderlas?
En primer lugar reconociendo que forman parte de nosotros mismos, dándole las gracias, tratándolas con amor, eso también soy yo, abrazándolas, bailando con ellas, y dejándolas marchar.

Finalmente, llegamos a un recodo del camino donde previamente se había construido una rueda de la medicina. Allí formamos un círculo, nos dimos las manos, respiramos para conectar con nuestro propio poder, y meditamos conscientes de nuestra luz y nuestra sombra.

Luego emprendimos el camino de regreso.