Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final


Deja un comentario

En el camino del amor

Amadas Hermanas y Hermanos Tortuga, amados todos,

Este blog nació en 2011 porque así lo quiso el Universo, y yo me presté a ello con todas mis ganas, disfrutando de cada post, de cada vivencia que era capaz de transmitir porque en la Casa Tortuga ocurren y han ocurrido muchas cosas desde entonces, por la Sala Tortuga pasan y ha pasado mucha gente, seguimos con nuestras actividades cotidianas, meditaciones, viajes chamánicos, sesiones sanadoras de sonido con cuencos de cristal de cuarzo, reuniones del Círculo de Mujeres y Hombres, temascales…También hemos organizado nueve maravillosos Encuentros de Luz, y viajado a lugares de poder, pero sobre todo hemos crecido interiormente, vamos evolucionando paso a paso en este Camino del Amor.

Para mí es un placer escribir en este Blog, comprendo que hay que actualizarlo más a menudo, de hecho el Encuentro sobre El camino de Nuestros Ancestros: Hacía la Luz de la Diosa, que organizamos las Hermanas Tortuga en septiembre de 2016, marcó un antes y un después en cada uno de los asistentes, y sin embargo no he reflejado ni una palabra de lo que viví y vivimos todos en Pozo Negro, de cómo llegamos, y cómo nos fuimos. De cómo potenciamos nuestra divinidad con el Fuego Mágico de las 9 Maderas en la cueva volcánica con forma de útero,  de cómo participamos en los Tres Círculos de la Diosa, o de cómo Ana Nery nos enseñó unos ejercicios sobre el Pentáculo muy preciosos, cantamos, bailamos y nos deleitamos con el descubrimiento de nuestra propia divinidad.

 

Caminata de Poder en una noche estrellada

Noche estrellada

¿Y cómo comenzó este Encuentro?

Pues con una Caminata de Poder en plena noche sin luna por el Barranco de Abajo, que el llaman, a golpe de maraca, un ritmo que marcaba la persona que iba en cabeza. La fila era larga, muchas íbamos vestidas de oscuro quizá para no rehuir el encuentro con nuestras propias sombras, levantando mucho los pies para no tropezar, concentradas en cada paso y en la Joya de Grupo, esa luz formada por la energía que nos unía a todas y por la confianza en el avance aunque no supiéramos exactamente a dónde íbamos.

Respiramos, rezongamos, y continuamos entre los ruidos nocturnos y las imágenes que nuestra mente se encargó de proyectar en nuestra pantalla mental hasta llegar a un pequeño recodo del río seco en donde Dagmar y María nos habían preparado la primera sorpresa: la Rueda de la Medicina de la Aceptación.

Aceptación del momento, aceptación de tu Ser, aceptación de tu Estar, de tus circunstancias, de tus emociones, de tu cuerpo físico, de tus pensamientos, de tus palabras, en una palabra de tu vida entera. ¡Era necesario pararse y respirarlo!

En el Barranco

Árbol seco en el barranco

Pero aquí no se terminaba el viaje, teníamos que continuar un poco más mientras todas las caras de la aceptación acompañadas algunas de ellas por la resistencia iban desfilando ante nosotros. Seguimos caminando hasta encontrar una segunda sorpresa: la Rueda de la Medicina de la Integración. Y aquí si que nos paramos bien, no hacía frío, y si te hacías Uno con los ruidos nocturnos, los miedos desaparecían o tenían menos peso.

Aceptación e Integración junto al Amor Incondicional por nosotros mismos y por los demás forman parte de nuestra evolución en esta Tierra,  y esa noche de septiembre nos dejó una huella imborrable en nuestra memoria.

Noche en el Barranco de Abajo

Caminata de Poder en el Barranco de Abajo

La vuelta fue mucho más caótica, unos por la carretera, otros por el barranco. Yo preferí quedarme en el barranco y avanzar a mi ritmo. Con las subidas y bajadas a veces no veías nada, ni siquiera tus pies, solo el cielo. En esos momentos podíamos experimentar la nada, imaginar cualquier cosa sobre dónde estábamos, ¿dentro de la tierra? ¿en un volcán? ¿en un país desconocido? ¿O acaso en otro planeta?.

Nada de eso, unos cuantos pasos más y el rumor del mar y las lejanas luces del albergue nos devolvieron a la realidad.


Deja un comentario

¡Bienvenida Ostara!

La Madre Tierra se empieza a despertar de los fríos del invierto, y con  su latido regenerador el ciclo de la vida se pone en marcha. Las margaritas nos dan la bienvenida con su sonrisa amarilla, las amapolas nos guiñan sus ojos negros, los brotes empiezan a estallar en medio de una algarabía de cantos de pájaros, y al respirar nuestro pecho se llena de olores frescos, jóvenes, de esos olores desde los que tu corazón experimenta el bienestar de estar vivos. ¡Bienvenida Ostara y contigo la primavera!

Como bien dice Déborah Blake, en Ostara las aves incuban nidos llenos de huevos mientras pequeños conejitos mordisquean la hierba verde. ¿Es de extrañar que nuestra celebración de Ostara esté simbolizada con huevos, polluelos, conejos y las primeras plantas florecientes como los tulipanes?

Ostara, o Eostra, es una diosa anglosajona que representa el amanecer lleno de vida. Como diosa de la primavera que supervisa el crecimiento de plantas, flores y animales está relacionada con la fertilidad, la juventud y la nueva vida. Es el momento de unirnos a esta celebración del Equinoccio de Primavera cuando el Sol entra en Aries para hacer algo divertido y significativo. Aunque además, al ser momento de siembra, no sólo la Madre Tierra va a recoger las semillas, sino que en tú en tu propia vida te puedes preguntar: ¿Qué quiero plantar? ¿Qué quiero para plantar en el resto del mundo? ¿Qué estoy dispuesto a alimentar?  

Pentagrama en la tradición wicca

Algunos autores paganos a los que me uno dicen que Ostara deriva de las antiguas tradiciones celtas y sajonas, más tarde cristianizadas en las vacaciones de Pascua. De cualquier manera, muchas religiones que celebran fiestas durante esta época del año, incluyendo el Holi hindú, la judía de Purim, el sikh de Hola mohalla y la Pascua cristiana. Para estas fiestas se decoran los huevos de Pascua, en realidad huevos de Ostara, con runas para los nuevos comienzos, estrellas de cinco puntas, flores o animales. También se suelen hacer galletas con formas de animalitos o de flores. 

Y es que con Ostara, con la llegada de la Primavera, para los pueblos celtas comienza la Rueda del Año donde hay cabida para trazar nuevos destinos, metas y proyectos que se materializarán a lo largo del año. ¡Todo depende de la intención, voluntad y atención que pongamos!

Narcisos de primavera

 

Con información de: http://www.patheos.com/


Deja un comentario

De Imbolc a Ostara

Llamas del temascal

Con el día 2 de febrero llegaron las promesas de una primavera cercana, de ese calor, de esa luz que engendra vida. Otros años hemos hecho alusión especial a la Rueda del Año del Calendario Celta por el que nos regimos las Hermanas Tortuga, sin embargo este 2015 me estoy dejando sentir esta época del año con tranquilidad y observando los cambios que se van produciendo en mi y en el exterior.
Es el tiempo de la Diosa Brigit, que como la gran diosa del fuego que es prende la llama sagrada del alma, esa llama que arde dentro de nosotros, donde siempre podemos acudir para encontrar la confianza perdida, el valor en los momentos de duda, la pasión ante el futuro incierto.Ella nos calienta en la espera del Padre Sol. Aquí les dejo un post de 2012 donde se cantan las alabanzas a Brigit y a su poder de regeneración para nuestros cuatro cuerpos.
https://hermanastortugadeladiosatanit.wordpress.com/2012/02/02/dia-de-imbolc/

Y la bendición de Brigit para todos los seres que vivimos en esta tierra:

Que la Bendición de la Diosa Brigid sea en tod@s vosotr@s
Que la Tierra os colme de salud, buena comida, hijos sanos y próspera economía,
Que el Aire lleve a vuestros oídos palabras inspiradoras y alegría…
Que el Agua os guíe hacia vuestros nuevos destinos, fluyendo, fluyendo…
Que el Fuego arda con fuerza iluminándoos con la pasión del Espíritu.
Que la Diosa y el Dios bendigan vuestros nuevos comienzos.

Diosa Brigit


Deja un comentario

Anclaje de las Redes Cristalinas

La luz de la mañana de aquel domingo, 22 de junio, nos sirvió de puente para comenzar una meditación con el propósito de anclar e instalar la energía crística en las redes cristalinas formadas por innumerables Flores de la Vida unidas alrededor de nuestro planeta Tierra. Fue una experiencia de Unidad a través del corazón que se repitió el 7, el 16 y el 25 de julio con la apertura de portales energéticos y el aumento de la vibración de Luz que tiene para nosotros, los seres humanos, de acuerdo con la Ley de Resonancia.

Meditación anclaje de redes cristalinas

Meditación
El primer 7-7-7 nos permitió identificar cómo estamos en el plano físico, si había bloqueos, o la energía se movía y fluía por nuestros chacras de forma natural en una permanente unión entre el cielo y la tierra teniéndonos a cada uno de nosotros como canal.
El 16 de julio, dicen los canalizadores, esa unión cielo-tierra entró en resonancia natural con la frecuencia de cristal Gaia maya. Nos dice el maestro Sanada que “este proceso ya hace tiempo que está ocurriendo en nosotros. Estamos recibiendo sintonizaciones, paquetes de luz, códigos, meditaciones, un sinfín de energía entrante que por meditación, sueños, canalizaciones que llevamos en el campo electromagnético, es ese famoso despertar. Es ahora cuando tenemos la posibilidad de amplificar nuestra frecuencia, la más afín a la banda de energía original de Gaia, recordando quienes somos a nivel universal”.

meditación con cristales
Meditación
El tercer portal nos habla de sostener la frecuencia de luz en nosotros, desde nuestro ser interno ya consolidado, como un fiel compromiso para irradiar armonía en nuestro día a día pase lo que pase a nuestro alrededor, nos dice el maestro Sananda. Sentiremos la separación, en parte, de no entrar en ese ruido, y al mismo tiempo irradiar energía de amor que estabilicen la energía que tan agitada se muestra en algunos puntos de la tierra aún un par de años más, hasta que todo el sistema se haya consolidado en un solo circuito, en la auténtica unidad, que nace de la unión de cada Ser con su Ser de Luz, y con resonancia a otros seres, y a su vez, con la frecuencia unificada tierra universo.

En este tercer umbral del 25 de julio, la tierra nos invitó a ser parte de su frecuencia de luz con nuestra propia vibración, porque de nuestro ser en armonía se nutren todos los campos de energía, todos los planos de conciencia y todas las dimensiones. Nos abre la conciencia de compromiso con todos los seres de la Tierra y todos los seres planetarios universales, de ser fieles y coherentes en nuestra vibración personal, para sumar sabiduría y luz. Es entonces cuando empezará a consolidarse esa UNIDAD en nosotros de ser vibración de consciencia siempre, para ser esa frecuencia de luz y amor que ya somos todos los seres universales, y que habíamos olvidado.

Es ahora la mayor transformación, es individual, y es desde el corazón. Permítanse los cambios.

Un abrazo Maestro Sananda.

 


2 comentarios

Meditando con la energía de la Flor

Al atardecer de ese sábado mágico hicimos una meditación para sentir la energía de la Flor de la Vida instalada muy cerca del albergue de Pozo Negro. En su centro colocamos unos grandes cristales de cuarzo rosa y blanco para trasmutar y sanar todas las experiencias personales que así lo requirieran.
Una experiencia inolvidable y llena de Luz.
Cuarzos en el centro de la Flor
Flor de la Vida en Pozo Negro
Recorriendo el laberinto protector
Preparándonos para entrar al laberinto
Flor en Pozo Negro


Deja un comentario

Retomando el Encuentro de la Flor de la Vida

Retrocedo en el tiempo hasta el solsticio de verano, a finales de junio, para entrar en esa energía de la Flor de la Vida que hicimos con piedras en el albergue de Pozo Negro, durante el VIII Encuentro sobre la Flor de la Vida y la Redes Cristalinas.
Entrar en la energía de la Flor de la Vida significa conectar con la energía que mueve el Universo, es el patrón de la Vida que contiene todas las formas posibles, nos muestra el estado de nuestro Ser ahora y aquí.
El análisis no es el mismo si se hace desde un punto de vista geométrico y mental, ya que en este caso no interviene el corazón, y simplemente nos quedamos con la forma, con la cáscara, con el mandala.
Es preciso sentir con el corazón esta Energía de Vida para que nuestra conciencia se expanda, y poder sentirnos Uno con ella.
Como siempre, primero comenzamos con el dibujo de la Flor y luego fuimos rellenando con piedras.
Luego tocó sentir.
Dibujando la Flor de la Vida
Dibujando la Flor
Haciendo la Flor
Haciendo la Flor con piedras
Haciendo la Flor con Piedras
Flor de la Vida
Susana en la Flor
Yolanda en la Flor


Deja un comentario

¡Bienvenido Lammmas!

lughnasadh-or-lammas
En el calendario celta, ese que sigue el ciclo natural de las cosechas y que va al ritmo de la Madre Tierra y el Padre Sol, hoy 8 de agosto, se abre el tiempo de Lammas o Lughnasadh. Cuando el Sol está en su apogeo, nos regala la estación de la cosecha en que la que las frutas y verduras estivales cumplen su promesa. En el área mediterránea maduran los higos y las uvas, los tomates, las moras, las granadas, el maíz, los pimientos, los melones y sandias, melocotones, y ciruelas.
Nos cuenta Elizabeth Barrette que es en esta época cuando se venera a las deidades agrarias como el Hombre Verde y la Diosa Tierra, que encarnan la recompensa de la tierra viviente, de las plantan que crecen y alimentan a los animales y a los seres humanos. Son los espíritus que nutren los vegetales y los granos los que preservan nuestra vida y también asumen el sacrificio de lo que comemos para que otros puedan vivir. Pasea por un jardín y dale las gracias.

Lammas

Para celebrar Lammas organiza una fiesta comunitaria. Gran parte de nuestra vida gira en torno a producir, preparar y comer alimentos. Compartir estas tareas junto a otras personas fomenta la creación de estrechos vínculos. Decora el altar con frutas y verduras de finales de verano. Vístete con colores de alimentos: amarillo mantequilla, rojo tomate, verdes oscuros como las hojas, y azules y violetas como las bayas. Comparte recetas de tu infancia y busca nuevas recetas de tu patrimonio cultural que tus antepasados puedan haber disfrutado. Puedes hacer pan con forma de dios o de diosa. Bendice la fiesta antes de participar en ella.