Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Meditación en la Nueva Tierra

2 comentarios

Portal Arco Iris en la Sala Tortuga
Todos los ejercicios energéticos que realizamos aquel sábado de mayo en el marco del ‘Encuentro de Luz. Frecuencia Arco Iris’ tenían la finalidad de hacer pública una meditación que dentro de la Casa Tortuga veníamos realizando, y que sentíamos que teníamos que compartir: el viaje a la Nueva Tierra, a la Tierra del Arco Iris. Hemos estado allí, sabemos que existe, no hay lugar para las dudas.
Esta Vieja Tierra en la que vivimos está ascendiendo, se está transformando en la Nueva Tierra, hay que coger el tren, y así nos lo indica nuestra propia evolución como seres humanos. Estamos cerrando una etapa, los portales están abiertos, los velos están cayendo, sólo hace falta transpasar el umbral.
Preparación para Meditar en la Nueva Tierra
Empezamos con unas profundas respiraciones, el anclaje a la Tierra, y la creación del tubo de luz blanca acompañadas por ligeros sonidos del cuenco. La Sala Tortuga tiene un portal para acceder a la Nueva Tierra de la Frecuencia Arco Iris. Nos conectamos con él. Luego, Dagmar nos llevó en una meditación guiada a través de un arco iris que subimos en fila unos detrás de otros. En el punto más alto apareció otro portal etérico creado por los seres de luz, los devas y ángeles, con muchas flores de brillantes colores, mariposas, libélulas, y pajaritos. Pedimos permiso para traspasarlo y nada más hacerlo surgió la Nueva Tierra ante nuestros ojos. Los colores brillaban al máximo, los campos verdes, los árboles majestuosos, los ríos murmurando canciones, las gentes en paz: unos trabajaban y otros creaban, o charlaban, o simplemente estaban. Las casas eran armónicas con el entorno, nos sentimos muy bien recibidos y todos estábamos contentos de estar en este mundo. Fuimos a la plaza del pueblo y allí, en un círculo de piedras nos pusimos a meditar. Se nos unieron muchos seres luminosos, nos convertimos todos en bolas de luz.
El sentimiento de amor inundándote el corazón era tan intenso que emocionaba. Comprobamos que la Nueva Tierra no es un sueño sino una realidad a nuestro alcance, tan sólo basta con creer en ella. Así estuvimos hasta que los seres luminosos empezaron a retirarse y nosotros les preguntamos si nos podíamos quedar o teníamos que volver.
A cada uno le dieron su mensaje, sentimos el corazón abierto en canal, cada cual sabe la cantidad de amor que fue capaz de recibir, una energía tan poderosa que exige pureza de corazón para poder sentirla.
Cuando abrimos los ojos y regresamos a la Sala Tortuga nos sentimos vibrando en una freciencia muy alta, renovados. Todos nos abrazamos.
Preparación para la meditación Arco Iris
Preparación para la meditación Arco Iris
Preparación para la meditación Arco Iris

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

2 pensamientos en “Meditación en la Nueva Tierra

  1. Gracias por ver todo lo acontecido en ese lugar,transmitiendo una variedad grande de emociones sentidas desde mi privilegiado lugar rodeado de tantos seres del sexo femenino,viendo el sufrimiento de todas con las vidas pasadas,de la frustración y abuso del hombre hacia ustedes, siendo el único en esa práctica,fue muy intensa en ese sentido como se dejaba al hombre aunque todos los seres sólo iguales y nuestros comportamientos son distintos. gracias

    • Gracias a ti Dani por tu valentía, y gracias también por representar al género masculino, con el que por fortuna estamos haciendo las paces. Un gran beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s