Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Esperando a Ostara

Deja un comentario

Viviendo en Fuerteventura no tenemos fríos acusados, no hay nieve, ni ríos, y casi no hay bosques. Es el rostro de la Madre Tierra pelado, sin tapujos ni adornos, cuajado de las huellas del tiempo. Como este invierno llovió en varias ocasiones, vemos las plantitas nacer incluso entre la arena de las Dunas, o en la pura roca, y te asombras y te maravillas de la potencia de la vida.
Atrás está quedando la oscuridad del invierno, la tierra y sus habitantes despiertan a la primavera, al renacimiento, a la mejor versión de nosotros mismos.
ostara 1
Llega Ostara con el equinoccio de Primavera para darnos su calor y su confianza en una Nueva Tierra.
El año pasado estábamos celebrando por estas fechas el III Encuentro de Luz. Mística celta, toda una revelación de conocimiento, alegría y amor. Nos iniciamos como guerreras-os celtas, y algunas como sacerdotisas. Preparar y asistir al Encuentro significó para mi el primer contacto serio,- más allá de los símbolos-, con la mística celta, todo un acierto en mi crecimiento interior.
Los pueblos celtas practicaban una magia de la vida que hoy está más cercana al chamanismo. Vivían con los ciclos de la naturaleza, se comunicaban con los cuatro elementos: tierra, aire, agua y fuego, y practicaban ceremonias de purificación como el temascal, o cabaña de sudación, similares a los ritos de las tribus indias de Norteamérica.
ostara
En el calendario celta, Ostara le sucede a Imbolc, es el tiempo de plantar las semillas en una tierra que espera ser fertilizada.
Nos recomienda Sharynne MacLeod NicMhacha que le prestemos atención a cada señal de primavera en el paisaje. ¿Qué pájaros han regresado de sus hogares invernales? ¿qué flores aparecen primero? Da la bienvenida y honra a cada tipo de flor que emerge del suelo. Saluda a los espíritus de las plantas. Cada planta alberga sanación y sabiduría si nos tomamos el tiempo de escuchar.
Prepara un altar de primavera que muestre el equilibrio entre el crecimiento interior y exterior. Decóralo con flores primaverales, huevos pintados e imágenes de animales sagrados como miniaturas de pájaros, conejos y otros con los que trabajes.
Prepara un pequeño tiesto con tierra y planta cuatro semillas, una para cada punto cardinal. Sopla sobre cada semilla tus intenciones pidiendo equilibrio y transformación a medida que las vas poniendo en tierra.
ostara renaciendohuevos de ostara

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s