Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

La purificación del temascal

Deja un comentario

Reconozco que a veces el tiempo me supera, por otra parte, pienso que las cosas pasan cuando tienen que pasar, y hoy lunes, primero de octubre de 2012, después de la luna llena de este domingo, siento que las imágenes de temascal ya no pueden estar más tiempo guardadas. No corresponden al temascal de este mes sino al del mes anterior, pero hablan por sí mismas del significado que sobre nosotras tiene esta ceremonia de purificación tan profunda.
Son muchos pueblos de la antigüedad los que acostumbraban a purificar sus cuatro cuerpos una vez al mes, en un ritual en el que los cuatro elementos están presentes, y durante el que se puede sentir la sabiduaría de las abuelitas piedras cuando nos hablan.
Primero se anima al fuego con nuestras canciones y los sonidos del tambor mientras observamos cómo la energía va subiendo.Cantamos a la Luna y al Fueo, a la tierra y al sol.
Animar al fuego en el Temascal
Para mi y para muchas otras personas el temascal es una experiencia inciática en el camino hacia el conocimiento de ti mismo. Se van cayendo capas en cada ceremonia, se va dejando atrás todo lo que ya no sirve, para ir conectando más y más profundamente con esas vivencias que están en tu subconsciente, de esta vida o de otras, que son las que iluminan este momento. No hay lugar para el engaño. La energía es la que manda y de lo que se trata es de mantenerla bien alta y fortalecer nuestro espíritu. Animando el fuego
Purificación con copal en el temascalPurificación con copal en el temascal
Cuando ya todas las participantes, incluida la persona que guiará el temascal están purificadas, vamos entrando en la pequeña cabaña de sudación donde nos colocamos alrededor del hueco que hay en el centro en el que la Mujer del Fuego va depositando las abuelitas piedras al rojo vivo.
A punto de entrar a la cabaña de sudaciónPuerta para entrar al temascal
Comienza la primera puerta y con ella nuestra inmersión en el útero de nuestra Madre Tierra, en el útero de nuestra madre biológica, en el reconocimiento de nuestro cuerpo físico antes de abrir los ojos a este mundo. En este primer cuerpo nos detenemos y nos amamos tal cual somos mientras el vapor de hierbas va penetrando en nuestros poros.
Y así, se van sucediendo las puertas, y con ellas las épocas de nuestra vida animadas por los vientos de las cuatro direcciones. Al mismo tiempo, van tomando el protagonismo los cuerpos emocional, mental y espiritual, y nos sentimos cómo estamos en este mes, en esta luna, en este momento del tiempo en el que se nos brinda esta experiencia. ¡Gracias Universo por permitirme vivirla y crecer con ella!La Mujer del fuego sacando piedras al rojo vivoLuna Azul en agosto

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s