Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Sobre la energía y los aromas

4 comentarios

Ocho días desconectada y muchas cosas por contar. Empezaré aproximándome a lo mucho que aprendimos el último fin de semana de agosto en la Casa Tortuga, que acogió un Taller sobre Aromas y Energía, desarrollado por Lola Pérez, una de nosotras. Su idea es compartir la experiencia de otra forma de percibir la energía: a través de los olores.
Cuando era una niña, Lola empieza a fijarse que huele en cada persona un único olor. “Luego, me doy cuenta de que percibo el conjunto de olores de todos los chacras”. Después, “En la facultad me acostumbré a catalogar a las personas por el olor”.

Todos tenemos un olor que va cambiando a medida que se transforma nuestro estado del ser. De los cinco sentidos es, precisamente el olfato, el menos desarrollado de todos, y “si ponemos atención percibiremos más cosas”.
En general, “la percepción de los olores tiene bastante de subjetivo”, ya que muchas veces y por asimilación, los aromas que percibimos son interpretados por el cerebro, que a su vez nos lleva a evocar determinada situación, que nos produce determinada emoción, y esa emoción, un olor. Pero todo y todos estamos cambiando. “No podemos juzgar lo que percibimos, sólo sentir”.

Por ejemplo, explicó que en los procesos de sanación los olores pueden salir de la piel o del corazón. “Cuando está el corazón herido huele a sangre”. Pero, “cuando te rompen el corazón y luego sanas, percibo un olor a pus que sale para fuera. Son los restos”. También ocurre en procesos de limpieza energética”.
Antes de empezar con los ejercicios de meditación y ronda de olores de distintos objetos y vegetales que realizamos tres veces, nos recomendó que “conectáramos más con el corazón que con el olfato, se percibe más y con más nitidez”. Personalmente pude comprobar cómo con cada meditación me abría más a la percepción del olor, e incluso se iban incorporando imágenes asociadas a ese aroma.
El olor de las emociones lo aprendió Lola Pérez durante una época en la que trabajaba para una asociación de minusválidos de enfermedades mentales, tiempo en el que pudo observar el cambio rápido de un estado emocional a otro y “a qué huele cada emoción”. Mientras hueles puedes ver imágenes, colores…

Olimos distintas piedras, vegetales, objetos como caracolas o plumas, botellas con líquido dentro, y pudimos comprobar la diferencia en la percepción entre las distintas rondas de aromas.
La energía más sutil es la del corazón que huele a flores, mientras que la más densa suele ser la de la la depresión, que despide un olor mineral con azufre. Los olores metálicos como a hierro viejo de una sala de máquinas también indican densidad; el dolor suele oler a sangre seca; luego están las gamas de olores según el grado de estrés.
También explicó Lola que una emoción vieja y atascada huele a rancio, como a vinagre; el enfado suele oler agrío; la revoltura emocional a vómito; la emoción de amor sutil al olor del corazón.
Cuando se debilita el cuerpo mental, emocional, se corre el riesgo “de que se peguen entes con olores mineral pesado o vómito”.

Finalmente compartió los olores que ella percibe en los distintos chacras. Así, “el chacra raíz y el hara tienen una energía sutil de agua, feromonas, pescado; sin embargo, si la persona es promiscua huele a podrido”.
Hasta el siglo XIX, explicó, “las relaciones humanas se sustentaban sobre los tres primeros chacras: raíz, hara y plexo, pero ahora, en el siglo XXI estamos viviendo en la comunicación, quinto chacra, y mucha gente está despertando al tercer ojo y al chacra corona”.

Del chacra corazón dijo que “tiene el olor de la fuente creadora, el aroma de Dios, agua y flores, fresco y suave”. Tienen este olor los bebés, ancianos, personas en meditación o durmiendo.
De momento, y que Lola sepa, no es sinestésica, pero sí tiene esta magnífica cualidad de la percepción profunda de olores.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

4 pensamientos en “Sobre la energía y los aromas

  1. que guapa estais todas, deseando veros, este mes de septiembre no puede ser, pero en Diciembre lo más probables es que nos veamos y pueda daros un abrazo muy grande.

    • Joooo Trini, te echaremos de menos preciosa, y nos conectaremos contigo de otra manera, aunque no estés presente. Todo lo más bueno para ti.
      Susana

    • Hola,algunas veces percibo el olor a santuario en el chacra corazón y me gustaría saber a qué se debe este aroma tan peculiar.

      • Olor a santuario, dices…puede ser el olor del espacio sagrado de tu corazón, donde reside tu alma…pregúntaselo a ver que te dice (se me ocurre)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s