Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Caminata de Confianza

Deja un comentario

Aquel domingo en Arucas amaneció lleno de luz y de alegría. Después de hacer los ejercicios de Chi Kung y tomar un rico desayuno, Dagmar propuso realizar una Caminata de Confianza. La gente de su grupo ya sabíamos de qué se trataba, pero a este IV Encuentro de Conexión con la Energía de los Aborígenes Canarios habían acudido más de 20 personas quienes escuchaban por primera vez ‘Caminata de Confianza’.

En primer lugar, hay que elegir el camino, cosa que Dagmar ya había hecho por los alrededores del albergue de Arucas. Luego, taparse los ojos con un pañuelo y elegir si se quería ir descalzo o calzado. Después, colocarse en fila india, y apoyar tus manos en los hombros de la persona que está delante de ti. Finalmente, y para empezar el camino, escuchar el ritmo de la maraca que va marcando la persona que abre la Caminata de Confianza que sí va con los ojos abiertos, y confíar y dejarse fluir.
Al comienzo, detecté tensiones y miedos por todos los lados. Caminábamos, nos parábamos, volvíamos a caminar, incluso a veces dabas los pasos en el mismo sitio sin moverte para permitir que los de delante caminaran con soltura. Se notaban bloqueos en algunas zonas del grupo. Nos dimos una oportunidad, respiramos y confiamos.

En un momento todos fuimos Uno y caminamos levantando mucho los pies para no tropezar y confiando ciegamente. Pero de nuevo surgieron obstáculos, tiras y afloja, incluso alguien me comentó después sus dudas sobre si conseguiríamos nuestro propósito. Respiramos, nos concentramos, echamos fuera los agobios y los miedos, y lo volvimos a intentar.
¡Ahora sí! La energía del grupo se había unificado, y la gema de grupo fue cambiando de color y adquirió más brillo. Durante quince minutos nos dejamos llevar por la inmensa confianza que vive en nuestro corazón para vivir una experiencia de crecimiento interior. Cada uno sabe con los demonios que tuvo que luchar, y vencer…

Al llegar a la meta, a muchos se nos voló el tiempo y nos reímos de nosotros mismos. ¡Lo conseguimos!
Así pasa con cualquier empresa que te propongas en la vida. Si piensas que sí puedes, que eres capaz, desechas las dudas, y pones tu energía, habrás cumplido con el propósito sin apenas darte cuenta.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s