Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Origen de las islas Canarias

Deja un comentario

El origen de las islas canarias sigue siendo un misterio en el siglo XXI. Existen teorías que respaldan los mitos de la Atlántida sostenidas por historiadores tan importantes como Viera y Clavijo. Otros consideran más posible la teoría de los cráteres de elevación como Humboldt, mientras las hipótesis más recientes apuntan a la tectónica de placas. ¿Cómo surgieron estas islas volcánicas unidas en la profundidad de las aguas? La realidad es que cada una de las siete islas, sin contar La Graciosa y Alegranza, ni tener en cuenta la leyenda de San Borondón, son mundos distintos que conforman un universo mágico.
El eclepticismo es la clave. Sirva de ejemplo una frase que recoge el profesor Cándido Manuel García Cruz en su espléndido trabajo sobre ‘Las teorías del origen de las Islas Canarias en su contexto histórico’, cuyo enlace les dejo http://www.cienciasmc.es/web/u3/contenido4.1_u3.html
“Diez geólogos observan un afloramiento de estratos y emiten once interpretaciones (uno de ellos había cambiado de opinión), y todas se consideran igualmente válidas”.

Islas Afortunadas, Jardín de las Hespérides, Campos Elíseos, según describe Homero en ‘La odisea’ como los confines del mundo…Todo es posible. Personalmente me quedo con una pequeña historia que recoge el escritor Sabas Martín en ‘Ritos y leyendas guanches’ denominada el Gran Hundimiento:
“Grande fue su asombro cuando, por primera vez, sobre la arena de las playas vieron seres como ellos. Los extranjeros que llegaron por el mar les hablaron de otras tierras y de quienes en ellas vivían. Entonces, los más ancianos recordaron la historia del Gran Hundimiento. La habían oído contar cuando aún el tiempo no distinguía el día de las sombras y eran varias las lunas de la noche. Ocurrió en la Era del Olvido. Cayeron olas de las nubes y hubo terribles temblores, interminables estremecimientos del suelo y del aire. Luego se desbordaron los mares y el mundo entero se hundió bajo las aguas. Sólo los guanches que huyeron hacía los montes más altos lograron sobrevivir tras la desaparición del mundo. Ellos fueron los únicos pobladores sobre la tierra que quedó, los únicos que desde entonces la habitaban.
Hasta descubrir a los extranjeros nunca supieron de otras gentes bajo el cielo”.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s