Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Siguen los cambios en el ADN

Deja un comentario

A veces nos sentimos por las nubes, casi podemos tocar el cielo, con buen ánimo, contentos y agradecidos de vivir, otras en cambio, la cosa no está tan clara, sentimos una gran confusión, no sabemos a donde vamos, puede que presintamos de donde venimos, y aunque muchos de nosotros tenemos buenas herramientas para subir la vibración, lo cierto es que la fluctuación de estados sigue sucediendo en nosotros mismos.

Tranquilos. No hay que preocuparse, sí observar el proceso, pero no con miedo sino desde nuestro observador interior, atentos para ver lo que nos cuenta. Sabemos también que en el Universo se están produciendo fuertes cambios energéticos y esos cambios tienen su reflejo aquí en la tierra, y en los seres humanos que la habitamos. Nuestro ADN cambia, se recalibra y actualiza para ajustarse a una nueva etapa. Me digo a mi misma: ten paciencia.

Les dejo un artículo que me parece muy interesante para una mayor comprensión del proceso:
Lo que se siente como un gran vacío y una incapacidad de poner sus pensamientos en orden es parte de un masivo proceso de re-inicio, re-cableado, re-ajuste y recalibración que se ha activado con todos los acontecimientos cósmicos de mayo y junio. Como siempre, este proceso está ocurriendo tanto a nivel personal como global/colectivo.

Esta etapa tiene que ver con la recalibración que abre el camino a una mayor claridad, pero como cualquier proyecto de renovación, el proceso en sí puede parecer y sentirse más como confusión. Irónicamente, al permitir toda la miríada de pensamientos, sentimientos y experiencias que se presenten en estos momentos, sin esperar tener claridad, ¡pueden aliviar algo de esa confusión! Piensen en ello como si se lanzara un montón de cosas al aire, se re-acomodan allá arriba, y luego bajan en una forma nueva. Cuanto más se resistan con pensamientos como: “¿Por qué tengo tan poca claridad?” “¿Por qué nada tiene sentido?”, más se siente como que todo está yendo en cámara lenta y tardando una eternidad. Cuanto más permiten pensamientos como: “Todo se está re-organizando”, “Estoy a punto de estar mucho más claro,fuerte, productivo”, “¡Esto es genial!”, más rápido se produce.
Las renovaciones se supone que deben verse y sentirse un poco caóticas, pero siempre implican un plan organizado, y lo mismo ocurre con este proceso. Este plan organizado no suele ser evidente hasta el final de un proyecto. Podemos sentirnos abrumados y ansiosos y pensar que todo se está cayendo a pedazos, o podemos confiar en que alguna parte más elevada de nosotros sabe exactamente lo que está pasando y tiene en sus manos el panorama/plan mayor.

Cuando algunas personas leen ‘confiar’, piensan que eso significa sentarse pasivamente y dejar que las cosas sucedan. A veces las cosas sí suceden como por arte de magia, por lo general después de mucho trabajo vibratorio interno. Otras veces es su acción inspirada lo que permite que las cosas sucedan. Así que cuando hablamos aquí de confíar, no queremos decir ‘sentarse y ceder la responsabilidad’, queremos decir confiar en que tienen una fuerza muy inteligente en su interior guiándolos a cada paso del camino hacia la manifestación de la vida que vinieron a crear. Esta fuerza inteligente está haciendo que sea más y más claro cada vez si están bien o mal encaminados con sus pensamientos, palabras y acciones. Confíen en que esta fuerza inteligente es energéticamente activa, no pasiva.
Si nos hace sentir mejor, díganse a sí mismos: “Hay un plan aquí, muéstrenme el siguiente paso.” No pregunten lo que va a pasar diez pasos más adelante ni cómo van a dar esos diez pasos. Sólo pidan el siguiente paso.
Distintas personas responderán a este tiempo de diferentes maneras, dependiendo de dónde estén en su proceso personal. Si están sintiendo alivio al pensar en todo este re-cableado, lo están haciendo genial y van bien encaminados. Han hecho mucho trabajo en sí mismos, están listos para un salto cuántico y pueden sentirlo venir.
Si se están sintiendo frustrados, han hecho más que su buena parte de golpeteos con los pies y los dedos, esperando que algo cambie. Están en el grupo que le está gritando al universo: ¡Muéstrame algo por el amor de Dios!! Caen en la categoría de “Tú eres aquél a quien estás esperando”. Pregunten: “¿Qué parte de mí está esperando a que yo la reconozca? ¿Qué parte de mí está esperando a que yo la alcance?” Reconózcanla. Alcáncenla. Luego agárrenla con las dos manos y sigan adelante con ella. Ya no hay que esperar. Este proceso de recalibración se trata de darse cuenta de que ya son aquello que están esperando ser, sólo tienen que darse cuenta.
Hay muchas energías distintas co-existiendo, algunas armoniosamente, algunas conflictivas, unas en una dimensión, otras en otra. Algunas energías se están marchando, otras están llegando, casi todas están cambiando y ajustándose. Imagínense un montón de rayos láser de distintos colores todos cruzándose entre sí, moviéndose de arriba a abajo, apagándose en un lugar, volviéndose a prender en otro (o no), transformado (o no), y tendrán una idea.
Esto a veces puede sentirse como una bulliciosa estación central, con tantas cosas ocurriendo que no sabemos qué hacer con nosotros mismos. Cuando las distintas energías chocan entre sí (por ejemplo, dos personas que viven en diferentes espacios vibratorios), el resultado puede ser bastante desagradable si uno o ambos insisten en que su espacio vibratorio/realidad/punto de vista/perspectiva es la correcta. Múltiples espacios vibratorios, y por lo tanto, percepciones de la realidad, están existiendo en este momento (en realidad siempre han existido, sólo que ahora se está haciendo más evidente), y cuanto más tenemos eso en cuenta más armoniosas serán nuestras interacciones con quienes nos rodean. No existe un único espacio vibratorio correcto, sólo existe el que es correcto para ustedes por ahora.

A veces se sentirá como que todos nos estamos convirtiendo en nuestra pequeña isla vibratoria propia. Sentirse un poco separados o desconectados de los demás por un tiempo es en realidad una parte importante de resolver quién eres realmente, en lugar de lo que pensabas que eras basado en las influencias de otros.

Vamos a empezar a ver muchos enfrentamientos extremos de opinión y de polarización manifestándose mientras la gente empieza a gravitar hacia los espacios vibratorios que son adecuados para ellos, sintiendo al mismo tiempo que todo el que no está en ese espacio está equivocado. No desperdicien energía pensando en este tipo de tira y afloja. También vamos a empezar a ver muchos juicios y proyecciones dondequiera que la gente se esté resistiendo a asumir cualquier parte de su totalidad. Incluso si nosotros ya no estamos atrayendo este tipo de cosas a nuestras vidas personales, vamos a verlas en los medios de comunicación, política y redes sociales. Si bien esto puede parecer como que estamos yendo hacia atrás, en realidad es una manifestación colectiva de lo que sucede cada vez que individualmente tenemos un gran avance.
Ya saben cómo es – tan pronto como se comprometen a un nuevo comportamiento, sus viejos patrones se les aparecen en la cara. Esto ocurre un poco como una oportunidad para ‘limpiar la última mota de polvo en la habitación’. El compromiso de nuestra alma para cambiar se sentirá implacable. Todos van a ser presionados cada vez más y provocados a recordar y recuperar su totalidad. Podemos hacerlo gritando y pataleando, o podemos hacerlo con gracia. Es elección nuestra.
Algunos de nosotros estamos sintiendo un gran vacío en el que sentimos que no está pasando nada ni tampoco tenemos ganas de hacer nada. Es como ese momento de quietud cuando todos los autobuses en la estación central se han marchado y todavía no llegan los que están por venir. Si se están sintiendo demasiado callados y sin motivación, podrían estar en medio de una ‘actualización de la Pasión’. Las cosas viejas ya no les interesan, pero no saben qué cosas nuevas les interesan. Éste es un momento excelente para comenzar un nuevo tablero de deseos, sólo que esta vez traten de no tener ninguna idea preconcebida sobre lo que podrían querer poner allí. Si ven una imagen o una palabra que les salta a la vista, recórtenla o imprímanla. Dejen que lleguen a ustedes cosas que podrían no tener sentido al aplicarlas a su ‘antigua vida’, pero por alguna razón se mantiene zumbando en su cabeza llamando su atención. Podría ser un país, un curso, un proyecto, una ambición, una meta, un deseo, un sueño, una idea o simplemente una palabra. Sigan esa pista, incluso si su mente lógica les dice que están siendo tontos. Pidan un folleto para ese viaje o curso que les llama la atención, vayan a inspeccionar ese coche o casa, incluso si no tienen idea de cómo pagarían por ello. Algunos llaman a esto hacerse ilusiones, y lo es. Quienes saben que nuestros pensamientos crean nuestra realidad, practican el hacerse ilusiones todo el tiempo. Cuando sigamos a nuestros pensamientos como a las migas de Hansel y Gretel, ellos guiarán el camino hacia la manifestación de todo tipo de cosas imposibles.

Ahora más que nunca tenemos que recordárnoslo todos los días: NOSOTROS creamos nuestra propia realidad. NOSOTROS colectivamente vamos a determinar lo que suceda durante el próximo año y años. NOSOTROS somos responsables de cómo son todos los aspectos de nuestra vida. No se dejen caer en viejos hábitos de victimismo (¿Y si nunca resuelvo este problema? ¿Y si el mundo no cambia nunca? ¿Y si nunca llego a ser lo que vine a ser?). Si lo mejor que pueden hacer ahora es repetirse a sí mismos “lo estoy logrando, estamos llegando, todo se está poniendo cada vez más claro”, entonces repitan eso.
No se dejen caer en viejos hábitos de apatía. La recalibración se puede sentir un poco como que todo está en pausa o en caos, por lo que si son propensos al desaliento (y quién no lo ha sido a veces, especialmente cuando se siente como que hemos esperado que las cosas cambien por taaaanto tiempo), entonces es especialmente importante que se recuerden a sí mismos: “lo estoy logrando, nos vamos acercando”. ¿Sienten como que se están mintiendo a sí mismos? Ah, a riesgo de sonar repetitiva – ahora es el momento de recordarnos a nosotros mismos que NOSOTROS creamos nuestra propia realidad. Si tienen un “pero” al final de esa frase, alguna parte de ustedes sigue desconectada de alguna parte de su poder y auténtico yo – y en última instancia, de eso es que se trata este proceso de recalibración. Nos estamos reconectando con nuestro poder. Estamos reconectando todas las partes de nuestro ser auténtico. Estamos reconfigurando todos aquellos aspectos de nosotros que nos hicieron pensar que éramos menos de lo que realmente somos. Alguna fuerza inteligente dentro de nosotros nos está recordando: eres más, mucho más de lo que puedas imaginar. Estamos recordando y estamos re-membrando.

Dana Mrkich 2012. Se concede permiso para compartir libremente este artículo con la condición de que se dé crédito al autor, y se incluya la dirección www.danamrkich.com.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s