Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Eclipse solar anular el 20 de mayo: la gran alineación

Deja un comentario

Desde que se abrió el portal estelar el pasado 5 de mayo, un caudal de energía cósmica está llegando a la Tierra, produciendo cambios profundos y rápidos en nuestra conciencia como seres espirituales que somos, en nuestro ADN, en nuestro planeta Gaia, y en los sistemas de poder de nuestro mundo: político y económico. Uno de los puntos álgidos es el eclipse solar anular que fue perfectamente identificado por el calendario Maya como el gran Día Cero o Tsab, y como también nos avisan los ‘círculos de las cosechas’. El camino hacía el Nuevo Mundo está en marcha, y yo soy de los que piensan que la Gran Alineación se va a producir precisamente este domingo en la que participan Sol, Tierra, Luna, Pléyades y Centro de la Galaxia.
En el plano científico, y según informa la Nasa, la Luna pasará por delante del Sol y provocará un eclipse solar anular que podrá verse desde el sureste de Asia por el Océano Pacífico hasta la parte occidental de América del Norte. El eclipse anular tiene lugar cuando la sombra de la Luna no alcanza a cubrir totalmente el Sol y el astro se ve como un anillo luminoso. Se espera que en esta ocasión la Luna cubra hasta el 94 % del Sol, y debido a la amplia franja en la que podrá apreciarse millones de personas podrán verlo.

En Estados Unidos está previsto que el eclipse comience en torno a las 17.30 horas del pacífico (00.30 GMT) y en un proceso que durará unas dos horas la Luna irá cubriendo el Sol dejando pasar sólo unos rayos solares que dibujarán un anillo en el cielo.
La “trayectoria de anularidad”, es decir la franja por la que pasará, tendrá unos 321 kilómetros de ancho pero atravesará varios centros urbanos como Tokio (Japón); Medford (Oregón), Chico, (California), Reno (Nevada), Alburquerque (Nuevo México), y Lubbock, Texas.

En el blog http://www.lagranepoca.com/24321-calendario-maya-eclipse-del-20-mayo-2012, Anastasia Gubin nos cuenta cómo “la exactitud de las predicciones mayas ha maravillado a los astrónomos, que destacan que solo tiene mínimas divergencias. Sin embargo, para los historiadores no fue cosa simple el detectar y concordar los fenómenos celestiales descritos por los mayas con el calendario occidental. Pueden consultar más info en el portal http://www.arteyculturamaya.com/articulo.php?p=95&more=1&c=1 en el panel de Astronomía Maya.

Sergio Calderón (Cheh Keh), un investigador y estudioso mexicano explica que el día del próximo eclipse solar anular, con fecha 20 de mayo de 2012, era de gran importancia para los antiguos Mayas, según descubrió al ajustar las fechas del calendario.
La tabla Maya ajustada indica que el próximo 20 es el día de Tsab, o las Pléyades. Es el día cero, en el que el Sol se alinea al conocido grupo de estrellas Pléyades. En nuestro zodíaco, las Pléyades se encuentran junto a la Constelación de Tauro, y para los Mayas, es llamada la Cascabel, parte de la Constelación de la Serpiente.

El eclipse del 20 de mayo es relevante porque cierra un ciclo y “más aún porque está unido a la importante conjunción de Sol y Venus que es 16 días después entre 5 y 6 de junio, otro fenómeno que marca un ciclo que se repite cada 260 a 312 años aproximadamente”, agrega.
Hace notar también que no solo vemos reflejados los eclipses en los históricos calendarios mayas, sino que por alguna razón en la Tierra desde 2004 están apareciendo figuras estampadas en zonas agrícolas, -llamadas agrogramas-, que señalan estos eventos. El investigador relata que fue llamado a estudiar un agrograma que apareció estampado en una granja en 2005. En este agrograma él observó que se indicaba claramente la fecha del 20 de mayo 2012, el día cero o Tsab de las pléyades y de la constelación Kan de la Serpiente.

Para Sergio Caderón, el 20 de mayo significa que se está a solo unas cuantas UNALOB, o ciclos de 20 días, para el cierre de la era 4 AHAU, 8 Kumkuh y comienzo de la nueva era según sale en la estela del Tortuguero en Tabasco, México.
Previamente, el 13 de mayo fue la conjunción entre el Sol y Júpiter. El investigador señala esta fecha como importante para los Mayas, pues el luminoso planeta Júpiter o Bolon Yokteil, a quien describen como “Pata de Palo”, pasa de observarse en los cielos de la tarde, al cielo de la mañana.
Al igual que el calendario occidental, los mayas marcan también el 21 de mayo, fecha en que es notable la conjunción entre el Pata de Palo [Júpiter] y estrella avispa [Mercurio], también llamada Shush Ek.

Para los conocedores de este calendario estarían en la casa 13 del trece Cielo, donde la Tsab Kan o serpiente de cascabel de las pléyades es la anfitriona. Los siguientes días son la antesala al gran tránsito de Venus sobre la parte inferior del Sol el 5-6 de junio.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s