Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

La sabiduría de los árboles

Deja un comentario


Los pueblos indígenas de Norteamérica se refieren a los árboles como “nuestros hermanos y nuestras hermanas de pie”. Los seres humanos y los árboles compartimos una postura vertical y erguida. Nosotros caminamos, ellos permanecen de pie, asegura Fred Hageneder en su libro ‘La sabiduría de los árboles’. Explica que en las lenguas de origen germánico, buena parte de los términos relacionados con el aprendizaje, el conocimiento, la sabiduría y otros temas similares proceden de palabras de árboles. Así los términos anglosajones witan (mente, consciencia) y witiga (sabiduría) han dado lugar a las palabras inglesas wits (entendimiento), witch (bruja) y wizard (hechicero), así como a la alemana witz (entendimiento, chiste). Todas estas palabras proceden de una raíz que en escandinavo antiguo significaba “bosque”. La palabra druida deriva del gaélio Dru (muy muycho, el más) y vid (conocimiento) y era la persona que reunía el máximo saber. Éste como no podía ser de otro modo, tenía su origen en los árboles, no sólo porque los druidas debían superar un entrenamiento de veinte años en el bosque, sino porque en un principio todo el saber procedía de ellos. Esta afirmación no cuestiona la posición de Dios como ser supremo: en tanto que fuente de todo conocimiento, los árboles se convierten en vehículos del mismo.

Los celtas y las tribus indias de Norteamérica tienen muchas creencias en común, mantiene Andy Baggott en su libro sobre ‘La sabiduría celta’. Nos cuenta cómo los árboles poseían un espíritu guardián: cada vez que había que extraer de uno de ellos parte de su madera primero se le pedía permiso. Si la madera, ramas o raíces iban a utilizarse con objetivos mágicos o medicinales se pedía al árbol que dejara parte de su energía para beneficiarse de las propiedades curativas de su energía.

Finalmente, siempre le presentaban al árbol una ofrenda como intercambio por la energía y para honrarle por el don concedido.

En todos los continentes, ciertos árboles pasaron a venerarse como lugares sagrados. Cada civilización represento el Árbol de la Vida (o aspectos del mismo) a través de especies diferentes de árboles en función de las características de su ámbito de influencia, y dado que cada especie poseía sus propios elementos y asociaciones, pasaron a asociarse con los ideales espirituales característicos de cada cultura en cuestión. La mayoría de las religiones tienen su origen al pie de un árbol sagrado. No obstante, tras la desaparición de los cultos antiguos, el árbol perdió su estatus privilegiado y pasó a convertirse en fuente de madera y material de combustión.

Es Horóscopo Celta Arbóreo se asemeja al calendario lunar Druida de 13 meses. Los druidas identificaban a los meses del año con el nombre de los árboles que florecían en ese período. Según la mitología celta los dioses convertidos en árboles libraron una gran batalla. En este horóscopo, cada árbol simboliza una divinidad que es adorada por los druidas, es así como cada Dios ofrece dones a cada uno de los signos.

Abedul (Del 24 de diciembre al 20 de enero).
Son personalidad con un gran control sobre sí mismos, son reflexivos, serios y razonadores, y pueden mantenerse fríos ante determinadas circunstancias. Como tienen tendencia a esconder sus emociones es necesario conocerlos a fondo para luego poder juzgarlos. Durante este año, estos nativos recibirán las sanaciones a todas las enfermedades crónicas que puedan padecer. A cambio deberán purificarse consumiendo comida sana y casera. También deberán dejar de fumar y abandonar el sedentarismo.
Para optimizar su estado físico será necesario que realicen actividades como caminar o andar en bicicleta. Como lo peor en sus vidas serán los malos hábitos, deberán atacarlos con disciplina y metodología. Lo ideal será que organicen una agenda con todas las comidas nutritivas y sanas que consumirán durante toda la semana, y las actividades sanas y al aire libre que puedan desarrollar. La natación y el tenis son los mejores deportes. Para beneficiarse con la sanación, deberán elegir un día del mes en que la luna se encuentre en Cuarto Creciente, encender una vela de color verde y mientras se concentran en la llama, deberán meditar y visualizar una persona sana física y espiritualmente.

Serbal (Del 21 de enero al 17 de febrero).
A estos nativos les interesa el amor y la amistad. Son muy vulnerables en el plano afectivo por lo que deberán buscar la armonía y el equilibrio. Como no les gustan los cambios en ningún terreno de la vida, se encargan de programar todo. La Luna del Serbal es la ideal para realizar cualquier ritual de sanación. Estos nativos son hipersensibles y siempre están ayudando a los demás a costa de descuidar sus propias necesidades. Durante este año, deberán dedicarse a su sanación espiritual y emocional. Debido a que podrán sentirse desbordados por el agotamiento, deberán recuperarse tomando un momento del día para realizar ejercicios de relajación y meditación. Podrán verse afectado por anemia, desnutrición o debilidades, por lo que deberán mejor su alimentación. Será útil que elijan alguna devoción para aumentar su espiritualidad, ya que muchas veces se sentirán solos y desamparados. Durante una noche de Cuarto Menguante deberán escribir en un papel los malestares que desean que desaparezcan. Luego de encender una vela de color blanca deberán quemar ese papel sobre la llama, esta luna se llevará todo lo negativo.

Fresno (Del 18 de febrero al 17 de marzo).
Estos nativos se la pasan indagando y buscando siempre saber más, acerca de todo lo que los rodea, ya que son muy curiosos. Son receptivos, impresionables y emotivos. Son capaces de conectarse con el inconciente de los otros, gracias a su profunda intuición. Los celtas también llamaban al Fresno, Árbol de la Vida y con sus ramas hacían remos, lanzas y varas. Estos nativos siempre están en busca de nuevas aventuras, en movimiento permanente por su tendencia a perseguir sueños y descubrir el mundo. Como no suelen mantener buenos hábitos alimenticios y de descanso, su salud se ve muy afectada. El Fresno lo protegerá otorgándole energía para poder solucionar algunos inconvenientes. A causa de los cambios climáticos pueden padecer bronquitis o alergia. Para eliminar toda la negatividad que impide su progreso, deberán enterrar una aceituna en una maceta durante una noche de Luna Menguante. Mientras realizan esto, deberán concentrarse para que junto con este fruto quede enterrado todo lo que es negativo para su vida.

Aliso (Del 18 de febrero al 17 de marzo).
Estos nativos suelen no reflexionar, pasan del sentimiento a la acción debido a su espíritu aventurero. Es una persona tierna y muy emotiva a pesar que su nerviosismo, su espontaneidad y su entusiasmo lo hacen parecer un poco rudos. Estos nativos tienen una gran capacidad para auto regenerarse, y renacer de las cenizas. Con solo poner en marcha sus fuerzas interiores puede superar cualquier dolencia que lo pueda dominar. Es importante que comiencen a canalizar sus condiciones artísticas para que todas las inquietudes espirituales y estéticas puedan desarrollarse en el plano material. Será bueno que inicien cualquier estudio artístico por el que sientan algún interés.
Los beneficios de este árbol se verán en el aspecto físico, psíquico y emocional. Será necesario que eviten el sedentarismo y que se pongan en positivo para poder estar bien. Para evitar que los enemigos traspasen la puerta de su casa deberán escribir, durante una noche de Luna Llena, la letra F en una piedra lisa. Luego colocarán la piedra a la izquierda de la puerta de entrada.

Sauce (Del 15 de abril al 12 de mayo).
Para realizar cualquier proyecto se toman todo el tiempo necesario, son capaces de adaptarse a cualquier ambiente y disfrutan intensamente de la vida. Necesitan de la tranquilidad y de la estabilidad, para sentirse bien con ellos mismos. Estos nativos gracias a su contextura física robusta serán capaces de soportar privaciones, sin que esto afecte su físico. Estos nativos son muy exigentes y gracias a su empeño logran lo que se proponen. Si bien durante este año pasarán por estados emocionales de decaimiento, éstos serán superados gracias a su fuerza física. Después de sufrir algunos desencuentros a nivel afectivo, su intuición los conducirá hacia el camino de la recuperación. Esta madera les proporciona el don de la predicción y de la percepción. Si la emplean sabiamente podrán curarse a nivel espiritual.
Pueden liberarse de los conflictos emocionales que los suelen atar a cualquier persona, si durante una Luna en Cuarto Creciente escribe el nombre de la persona y el suyo en un papel, que luego cortará de manera tal que los nombres queden separados. Luego deberá arrojarlos en lugares distintos.

Espino (Del 13 de mayo al 9 de junio).
No le gustan los convencionalismos, siempre dirigen su mirada hacia el futuro sin ningún tipo de temor. Se mantienen vivos gracias a las ilusiones. A veces se suelen dispersar debido a su naturaleza romántica y rebelde. Esta es una planta sagrada que representa a los dioses, gnomos y hadas de Irlanda. Es probable que estos nativos ya desde muy pequeños cuenten con poderes sobrenaturales. Tendrán una muy buena capacidad para intuir y leer los pensamientos de los demás. Esta intuición los ayuda con respecto a la salud, ya que sabrán a que profesional recurrir en caso de alguna docencia. Durante este año el poder de las hadas y de los duendes le otorgar una fuerza interminable y una muy buena salud. Para pedir por la salud o para que alguien se reestablezca de alguna enfermedad, será necesario que enciendan una vela plateada los días 2, 3 y 4 de mayo.

Roble (Del 10 de junio al 7 de julio).
A estos nativos les gusta rodearse de personas intelectuales, que lo aprecien y que lo admiren, es intenso y no les gusta la vulgaridad ni la trivialidad. Acostumbra a delegar responsabilidades en los otros cuando ya ha conseguido concretar sus objetivos, y comienza a entregarse a sus fantasías. Este árbol sagrado de los druidas era empleado para realizar numerosos rituales mágicos. Estos nativos se podrán destacar en todo lo que emprendan. Son personas muy respetadas, perseverantes y muy bien dispuestas en el ámbito laboral. En lo que respecta a la salud, su aparente tranquilidad exterior derivará en enfermedades psicosomáticas o alergias. Su físico será el receptor de dolencias y malestares. Este árbol le proporcionará paciencia suficiente para poder dejar de lado su posición de juez y de crítico. Por esa costumbre que tienen de no decir lo que piensan sufrirán problemas estomacales, urticarias y disfonías. Para alejar a los espíritus negativos portadores de enfermedades y conflictos deberán arrojar con fuerza y de a uno, hacia la calle, siete porotos negros durante una noche de Luna en Cuarto Menguante.

Acebo (Del 8 de julio al 4 de agosto).
Estos nativos buscan el prestigio social, y son apasionados y ambiciosos. No les interesan los emprendimientos mediocres y siempre saben a donde se dirigen. Consiguen triunfar gracias a su energía y a la confianza en sí mismos. Esta planta se usa para adornar la Navidad, ya que es similar al muérdago. Simboliza el crecimiento y la plenitud. Estos nativos aman proteger a los otros y son muy sensibles.
Son personas que cuentan con numerosos amigos. El dolor ajeno les provoca mucha angustia, por lo que suelen sufrir de hipertensión, y alteraciones en su sistema nervioso. Será necesario que este año se empiecen a tomar los conflictos ajenos con más calma, evitando en lo posible, hacerse cargo de ellos. Para renovarse física y mentalmente deberán agregar una cuota extra de descanso y una dieta que le permita la depuración. Para mantener la salud a lo largo del año deberán durante la festividad de la Pacha Mama que es el 1º de agosto, a las once de la noche deberán tomar un racimo de uvas y luego de descalzarse y buscar un lugar abierto para ponerse en contacto con la tierra, deberán comer siete uvas y desparramar sus semillas a manera de ofrenda.

Avellano (Del 5 de agosto al 1 de septiembre).
Estos nativos poseen gran dinamismo y aptitud para destacarse en todo lo que se proponen, a la vez que les gusta que lo valoricen como una persona fuera de lo común. No son personas que se dispersen, ya que se detienen a reflexionar antes de accionar. Este árbol aporta sabiduría, conocimiento y secretos. Con su madera se hacían los cetros y las varas mágicas de los druidas y solían arrojar bayas al fuego para adivinar el porvenir. Estos nativos sabrán que comer o tomar para sentirse mejor gracias a su intuición. Durante este año podrán sentir una dolencia recurrente y a pesar que son capaces de regenerarse, será conveniente que recurran a algún especialista. Deberán aprovechar más de períodos de ocio y de recreación, para bajar el nivel de estrés. Para rechazar la energía negativa del entorno y atraer lo positivo, deberán encender carbones en un recipiente durante una Luna Nueva, y arrojar sobre ellos un puñado de avellanas.

Vid (Del 2 de septiembre al 29 de septiembre).
Estos nativos son ordenados y perfeccionistas, metódicos y conservacionistas, a veces suelen ser poco previsibles. Por temor a sufrir, muestran una aparente timidez, insensibilidad y prudencia. Estos nativos poseen una gran energía. La vida, durante este año los ayudará a eliminar ese accionar fantasioso y a desarraigarse de las ataduras familiares que le impiden salir al mundo. Este cambio les proporcionará un cambio emocional que harán desaparecer ciertas dolencias. Tendrán la oportunidad de fortalecerse y eliminar miedos y fobias sin justificación. También podrán eliminar los complejos y temores que les están impidiendo vivir una vida sexual plena. Tendrán la posibilidad de borrar el pasado y vivir una dulce y armoniosa vida. Durante una noche de Luna Llena deberán encender una vela rosada cerca de una ventana iluminado por los rayos de luna con el fin de atraer las energías positivas.

Hiedra (Del 30 de septiembre al 27 de octubre).
Estos nativos son felices tanto con las cosas sencillas como con los desafíos que les presentan la vida. Mantienen por lo general un muy buen sentido del humor y un enorme optimismo. Lo que más les gusta es seducir y que lo seduzcan. Son sensibles, frágiles y dependientes.
Para seguir su camino en la vida necesitan la opinión de los otros. El sistema urinario y los riñones, serán sus puntos más vulnerables. El consumo constante de agua mineral les permitirá sobrellevar estos malestares, y también ayudará a mejorar la piel y a desintoxicarse. En el plano afectivo se verán desbordados sin saber a donde ir, por lo que tendrán que recurrir a un especialista. Ese exceso de sensibilidad podrá ser canalizada mediante la meditación trascendental.
Durante este año tendrán la oportunidad de crecer y experimentar grandes cambios estéticos. Para embellecerse físicamente, fortalecer su cabello y limpiar su piel podrá usar el agua dejada al sereno de una Luna Nueva.

Junco o Carrizo (Del 28 de octubre al 24 de noviembre).
Estos nativos son extremistas, se juegan a todo o nada. Son intransigentes y apasionados. A pesar de no parecerlo, son muy frágiles y susceptibles. Poseen un gran magnetismo y misterio. Su estado de ánimo va desde la armonía hasta la agresión, en una constante oscilación. Esta hierba que crece a orilla de los arroyos tiene una finalidad mágica. La mayor defensa de estos nativos es la adaptabilidad. Durante este año podrán ayudar a personas cercanas con problemas de salud. Deberán evitar debilitarse por querer hacer cosas más allá de sus fuerzas. No deberán dudar a la hora de pedir ayuda. Su salud a lo largo de este año será muy buena. Es muy importante que tengan siempre cerca una fuente con agua, vital para nutrir al junco. Cada vez que se sientan desmoralizados o cansados el mejor remedio será realizar baños con sales aromáticas. Para pedir a los sabios mayores los poderes y la sabiduría, para mejorar la salud y vivir en paz y felicidad deberán una noche de Cuarto Menguante sembrar una semilla en honor de la Diosa Anciana.

Saúco (Del 25 de noviembre al 23 de diciembre).
A estos nativos les gusta vivir en paz, son pacientes y perseverantes. Aunque no se evidencie, tienen mucho instinto. Es muy difícil de conocerlos en profundidad, ya que controlan sus impulsos hasta su inhibición. Como es el final del calendario celta deberán planificar hacia el futuro. Como estos nativos poseen una personalidad práctica y organizada, para realizar cualquier tarea siempre buscan un método. Esto puede perjudicarlos cuando se cierran a estrictas rutinas y no abren su mente al cambio. El sistema inmunológico será el más afectado durante todo este año, por lo que deberán recurrir a un especialista para fortificarse con suplementos, y así no sufrir enfermedades virósicas y bacteriológicas. Si bien algunas sombras de dudas lo harán caer, por momentos, en depresión, lo podrán superar gracias a un profundo autoanálisis. La solución estará en que se mantengan auténticos. Deberán confiar más, en aquellos que le inspiren respeto y seguridad. Para que se les cumplan los deseos deberán una noche de Cuarto Creciente, tomar entre sus manos una pierda, mientras medita y pide lo que desea. Luego deberá enterrarla.

Autor: Marcela E. Diaz

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s