Hermanas Tortuga de la Diosa Tanit

Somos un círculo dentro de un círculo sin principio ni final

Laberinto de Fuego y Oración de las Guardianas de la Tierra

Deja un comentario


A media tarde, poco a poco, en el espacio abierto del Albergue fueron dibujándose los contornos del Laberinto de Fuego a base de pequeños cirios encerrados en botellas plásticas y sujetos por una base de arena. Se entraba y se salía a través de la figura de la Diosa que conectaba el centro con el exterior, una Diosa adornada con corazones de flores,conchas y piedritas.

Y llegaron las 21:22 del 24 de septiembre y todas nosotras invocamos la Oración de las Guardianas de la Tierra, una vez conectadas con nuestro corazón de luz, con la más pura intención de tejer entre todas las mujeres del mundo una red de amor para ayudar a nuestra Madre Tierra. Es la energía femenina en acción. Este trabajo llamado “Meditación Mundial de Círculos de Mujeres para la Sanación de Gaia”, es un portal de intercomunicación en red vibracional.

Oración de las Guardianas de la Tierra

“Mi corazón de mujer es rociado
con el dulce néctar de sanación
que la Madre Cósmica me entrega
En este momento soy parte del Círculo Sagrado de Mujeres de Luz,
y unida a mis hermanas, activo mi fuerza espiritual
para irradiar energía amorosa a través de mis manos y mi consciencia.
Te pido Madre Cósmica que bendigas mis manos y las manos de mis hermanas
en todo el mundo para poder canalizar aquí y ahora
tu Luz Sanadora hacia la Madre Tierra.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Paz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Luz.
Te pido Madre Divina que hagas de nosotras un instrumento de tu Amor.
Ayúdanos a despertarnos como Mujeres Sagradas,
guerreras del Amor, defensoras de la Vida.
Acompañada por la fuerza espiritual de todas mis hermanas
envuelvo a la Tierra en una Luz intensamente Violeta
y la limpio de todas las heridas.
Libero en este instante su dolor y sufrimiento
y envuelvo a la Tierra en una serena Luz Rosada.
El poder gestante de mi útero se une al
poder gestante de los úteros de mis hermanas,
y entre todas formamos un círculo sagrado de protección para la Madre Tierra.
Estando juntas y conscientes de nuestro poder femenino unificado,
nuestro Amor es un arma concreta, más poderosa que cualquier arma de guerra.
Abro en mis circunstancias actuales canales hacia la Gracia Divina.
Me comprometo a Ser Guardiana de la Madre Naturaleza, amando y cuidando todo lo que la Diosa ha creado en la Tierra.
Me comprometo a mantener viva esta oración día tras día,
fortaleciendo el Círculo de Mujeres de Luz.
A través de mis actos cotidianos
me comprometo a sembrar Amor en la Tierra.”


Luego vino el recorrido del Laberinto de Fuego, un camino que cada una de nosotras recorrió a su manera y acompañada de sus propias emociones. A mí me pasó la vida entera por delante, imágenes rápidas que se deslizaban por mi pantalla mental al tiempo que intentaba no salirme del camino. Al llegar al centro depositabas el papelito con todo lo que querías dejar atrás en un recipiente adornado con flores de papel, y te marchabas por un camino distinto del que habías venido.

A veces, el miedo se apoderaba de ti, parecía que te habías perdido, este es el juego de mi mente te reconocías a ti misma, pero no, sólo había que fijarse un poco más, el camino seguía ahí…. No cabe duda de que todo el exterior cambia en la medida en que tus pensamientos cambian.

Anuncios

Autor: Susana Pintos

Este viaje te ayuda a encontrarte con tu alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s